Crímenes de guerra: del Domingo Sangriento en Derry, Irlanda del Norte, a Croacia, Kosovo e Iraq

El papel del General Sir Michael Jackson

Casi cuarenta años después, aunque el Informe de 5.000 páginas de la Comisión Saville sobre la masacre del Domingo Sangriento de 1972 en Derry, Irlanda del Norte, pide compensaciones para las familias de las víctimas, no identifica a quienes fueron los autores, ambos pertenecientes al gobierno de Su Majestad y al ejército británico.

« La Fiscalía Norirlandesa (PPS, por sus siglas en inglés) sigue examinando el Informe Saville para determinar si existen pruebas suficientes para presentar cargos contra los soldados británicos implicados en el Domingo Sangriento del 30 de enero de 1972. Aunque ha habido progresos en relación a las compensaciones, no ha habido avances sustanciales en relación a la posibilidad de presentar cargos contra soldados británicos. La Fiscalía confirmó ayer que se sigue examinando el informe de 5.000 páginas de Lord Saville sobre el Domingo Sangriento, pero que todavía no está en posición de dictaminar acerca de si se pueden imputar acciones criminales a los soldados británicos implicados en los asesinatos hace más de 39 años » (Irish Times, 22 de septiembre de 2011).

Con el pago de las compensaciones se pretende encubrir al gobierno de Su Majestad.

¿Fueron unos asesinatos espontáneos o los cometieron los miembros del Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas obedeciendo órdenes de un superior?

  

Aunque se ha planteado la posibilidad de presentar cargos criminales contra los soldados británicos, no se ha abordado la cuestión más amplia de « quién » dentro del aparato militar y de inteligencia británico ordenó los asesinatos de 1972 en Derry.

¿Cuál era la estructura subyacente de comando del Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas que llevó a cabo la masacre?

El general Sir Robert Ford era el comandante de las fuerzas de tierra en Irlanda del Norte en 1972. El Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas estaba bajo su jurisdicción.

El teniente coronel Derek Wilford era el comandante del Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas (1 PARA), que constituía una unidad de fuerza especial de elite dentro del ejército británico.

Wilford, al que la BBC describía como « un prometedor oficial muy respetado », fue exonerado por el Tribunal Widgery de 1972.

Aunque se ha centrado la atención en el papel del teniente coronel Derek Wilford, el papel de su ayudante, el capitán Michael Jackson (que en aquel momento tenía relación con Cuerpo de Inteligencia del Ejército) ha sido confuso desde que se inició la investigación en 1972. Supuestamente, Jackson también desempeñó un papel fundamental en el encubrimiento.

El capitán Michael Jackson era el segundo al mando (ayudante) en el Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas. Empezó su carrera militar en 1963 con el Cuerpo de Inteligencia, que es una unidad de inteligencia y de contrainteligencia adscrita al ejército británico y que desempeñó un papel clave en Irlanda del Norte. La denominada « 14 Compañía de Inteligencia », llamada también « 14 INT » o ‘The Det » « era una unidad de fuerzas especiales del ejército británico, establecida durante Los Problemas*, que llevó a cabo operaciones de vigilancia en Irlanda del Norte » ( http://www.eliteukforces.info/the-det/).

General Sir Michael Jackson

Bajo las órdenes del teniente coronel Derek Wilford, el capitán Michael Jackson y otros trece soldados del regimiento de paracaidistas abrieron fuego « contra un protesta pacífica de la asociación por lo derechos civiles en Irlanda del Norte que se oponía a la discriminación de los católicos. En sólo 30 minutos murieron 13 personas por disparos y otras 13 resultaron heridas. Las que murieron fueron asesinadas con una sola bala en al cabeza o el cuerpo, lo que indicaba que se había disparado deliberadamente contra ellas. No se encontró ningún arma en las personas fallecidas », (Julie Hyland, « Head of NATO Force in Kosovo was Second-in-command at « Bloody Sunday » Massacre in Ireland », World Socialist Website, 19 de junio de 1999).

Tanto Wilford como Jackson fueron recompensados en vez de perseguidos por su papel en la masacre de 1972.

Wilford, que posteriormente se retiró de los Servicios Armados, fue premiado con la Orden del Imperio Británico por el gobierno de Su Majestad en octubre de 1972, menos de un año después de la masacre de enero de 1972.

El papel que había desempeñado Michael Jackson en el Domingo Sangriento no entorpeció su carrera militar. De hecho fue más bien al contrario. Ascendió al rango más alto dentro del ejercito militar antes de retirarse en 2006 con el rango de Jefe del Estado Mayor (CGS, por sus siglas en inglés).

En 1982 fue nombrado comandante del Primer Batallón del Regimiento de Paracaidistas y comandante de brigada en Irlanda del Norte a principios de la década de 1990.

Después de la temporada que pasó en Irlanda del Norte fue reasignado bajo los auspicios de las Naciones Unidas al teatro de la guerra étnica, primero en Bosnia y Croacia, y después en Kosovo.

Inmediatamente después de las masacres étnicas de 1995 en la región de Krajina en Croacia, con una fuerte población serbia, el general Michael Jackson fue nombrado comandante de la IFOR para organizar el retorno de los serbios a las « tierras tomadas por las fuerzas croatas del HVO [Consejo de Defensa Croata] en la ofensiva de Krajina de 1995 » (Jane Defense Weekly, Vol 23, No. 7, 14 febrero de 1996).

Y en calidad de comandante, Jackson « urgió a que los reasentamientos [de los serbios de Krajina] no [fueran] precipitados para evitar tensiones [con los croatas] » mientras que también advertía a los serbios que volvían « de la importancia de la amenaza de las minas [de tierra] « (Ibid).

Tras el periodo en el que sirvió en Bosnia Herzegovina y Croacia, el teniente general Michael Jackson dirigió en junio de 1999 la invasión por tierra de Yugoslavia y fue destinado a Kosovo como comandante de la KFOR.

El general Michael Jackson aplicó en Croacia, Bosnia y Kosovolas habilidades que había adquirido en Irlanda del Norte para luchar contra la insurgencia. En Kosovo colaboró activamente con el Ejercito de Liberación de Kosovo (KLA, por sus siglas en inglés) dirigido por el comandante Agim Ceku.

Ceku y Jackson habían trabajado juntos en Croacia a mediados del a década de 1990. Agim Ceku fue comandante de las fuerzas croatas que dirigieron la masacre de Krajina en la « Operación Tormenta ». Mientras tanto, Jackson fue responsable de la repatriación de los serbios de Krajina Serbs, bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

A su vez, el Military Professional Resources Inc (MPRI), un equipo mercenario contratado por el Pentágono era responsable de asesorar a las fuerzas croatas del HVO [Consejo de Defensa Croata] en la planificación de la « Operación Tormenta ». Posteriormente se encargó al mismo equipo mercenario el adiestramiento militar del Cuerpo de Protección de Kosovo (KPC, por sus siglas en inglés), del que formaban parte muchos operativos del antiguo Ejército de Liberación de Kosovo (KLA).  

Foto: Criminales de guerra de 1999 unen sus manos (Kosovo, 1999), de izquierda a derecha: Hashim Thaci, jefe del Ejercito de Liberación de Kosovo (KLA), con relaciones con al Qaeda y el crimen organizado italiano. Hashim Thaci había ordenado asesinatos políticos contra el Partido de Ibrahim Rugova. Thaci era el protegido de [la ex Secretaria de Estado estadounidense] Madeleine Albright.

Bernard Kouchner, jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Kosovo (UNMIK) (julio de 1999 – enero de 2001), pieza fundamental para elevar al KLA al estatuto de la ONU por medio de la formación del Cuerpo de Protección de Kosovo (KPC).

General Michael Jackson, comandante de las tropas de la KFOR en Kosovo.

General Agim Ceku, comandante militar del KLA y del KPC, investigado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (ICTY, por sus siglas en inglés) « por supuestos crímenes de guerra cometidos contra serbios en Croacia entre 1993 y 1995 » ( AFP 13 octubre de 1999).

General Wesley Clark, comandante supremo de la OTAN.

Aunque el general Michael Jackson desplegó unos esfuerzos simbólicos para proteger a los civiles serbios y gitanos mientras ejerció el cargo de comandante de la KFOR en Kosovo (1999-2000), aquellos que huyeron de Kosovo durante su mandato no fueron animados a volver bajo la protección de las Naciones Unidas. Después de la guerra de Kosovo, el KLA (y después por el KPC)llevó a cabo masacres de civiles fueron. Tanto la OTAN como la ONU miraron para otro lado mientras el KLA cometía asesinatos selectivos.

Al completar su mandato en Kosovo, el general Sir Michael Jackson fue nombrado comandante en jefe del Comando de Tierra de Reino Unido (2000-2003).

Y en febrero de 2003, apenas un mes antes de la acometida de la guerra de Iraq, fue promovido a Jefe del Estado Mayor (CGS, por su siglas en inglés).

Como Jefe del Estado Mayor el general Michael Jackson desempeñó un papel fundamental en la campaña militar de Iraq en 2003 en estrecha relación con sus homólogos estadounidenses. También desempeñó un papel clave en la ocupación militar del sur de Iraq, dirigida por fuerzas británicas en Basora.

« Lunes Sangriento », 19 de septiembre de 2005 en Basora, Iraq

El lunes 19 de septiembre de 2005, dos « soldados » secretos británicos disfrazados con ropa tradicional árabe fueron detenidos por la policía iraquí de ocupación conduciendo un coche cargado de armas, municiones y explosivo. Varios artículos de prensa y relatos de testigos sugirieron que los operativos del SAS estaban disfrazados de « terroristas » de al Qaeda y planeaban hacer estallar las bombas en la plaza central de Basora durante un importante evento religioso

Los dos soldados del SAS fueron « rescatados » por fuerzas británicas en un importante ataque militar al edificio en el que estaban detenidos:

« Las fuerzas británicas utilizaron hasta 10 tanques » apoyados por helicópteros « para destruir los muros de la cárcel y liberar a los dos militares británicos ».

El incidente tuvo como resultado la muerte de 7 iraquíes y 43 heridos.

(The Times, 20 octubre de 2005 http://www.timesonline.co.uk/article/0,,7374-1788850,00.html)

« Compensación » para las familias de las víctimas

En vez de investigar y de llevar ante la justicia a las personas responsables de la masacre de Basora llevada a cabo por fuerzas británicas, el gobierno británico confirmó que « pagará compensaciones por los heridos y el daño causado durante el asalto por parte del ejército a una comisaría de policía en Basora en una operación para liberar a dos soldados del SAS » (The Scotsman, 15 octubre 2005).

Los términos recordaban a los de la masacre del Domingo Sangriento: ninguna acción judicial, ninguna investigación, pero « compensación » para encubrir crímenes de guerra.

El capitán Ken Masters de la Real Policía Militar (RMP, por sus siglas en inglés) en Basora era el encargado de investigar las circunstancias de la operación de « rescate ». A este efecto, también indicó que cooperaría en su investigación con las autoridades civiles iraquíes.

La Real Policía Militar (RMP) es el cuerpo del ejército británico responsable la vigilancia del personal de servicio, tanto en Gran Bretaña como en el extranjero.

Como parte de su mandato de la RMP, el capitán iba a investigar las « acusaciones de que soldados británicos mataran o maltrataran a civiles iraquíes ». Específicamente en este caso, la investigación concernía al ataque británico a la prisión el 19 de septiembre en la que estaban detenidos los dos soldados del SAS. El ataque había sido autorizado por el Jefe del Estado Mayor el general Sir Michael Jackson y por el secretario de Defensa británico John Reid.

« Las compensaciones a las familias de las supuestas víctimas iraquíes que murieron durante el altercado dependía de la investigación oficial que estaban haciendo el capitán Masters [de la Real Policía Militar de Basora] y su equipo ».

Esta investigación nunca se llevó a cabo. El capitán Ken Masters de la Real Policía Militar supuestamente « se suicidó » en Basora el 15 de octubre de 2005.

Según el ministerio de Defensa, « las circunstancias [de su muerte] no se consideraron sospechosas » [la negrita es mía]. El informe del ministerio sugería que el capitán Masters padecía « estrés », que podría haberle llevado a cometer el suicidio. En palabras de un analista de Defensa citadas por la BBC:.

« El capitán Masters formaba parte de un equipo bastante pequeño y su trabajo debía de haber sido bastante estresante. Es un trabajo bastante oneroso….. Creo que [hay] bastante estrés en él » (BBC, 16 octubre 2005, la negrita es mía).

Hubo aparentes desacuerdos entre el ministerio de Defensa y el capitán Masters, que era el responsable de investigar « las acciones y comportamiento del personal militar » (The Independent, 17 de octubre de 2005).

El ataque del 19 de septiembre para « rescatar » a los dos hombres del SAS se emprendió bajo el mando del general de brigada John Lorimer. Lorimer afirmó en una declaración que el propósito del ataque era garantizar la seguridad de los dos hombres del SAS.

El 12 de octubre el Jefe del Estado Mayor General Sir Michael Jackson estaba en Basora para para entrevistarse con el general de brigada John Lorimer.

El Jefe del Estado Mayor General Michael Jackson había aprobado previamente la operación de rescate de los hombres de elite del SAS: « Voy a dejar claro que era importante recuperar a esos dos soldados » (citado en The Times, 12 de octubre de 2005).

Tres días después, tras la visita del general Jackson a Basora, moría el capitán Master:

« [El 15 de octubre] se encontró colgado en su barracón en Basora al capitán Ken Masters, el máximo investigador de la policía militar británica ».

Después de la prematura muerte del capitán Masters no se emprendió una investigación subsiguiente de la Real Policía Militar sobre el « rescate » de Basora.

No hubo investigación policial sobre las inusuales circunstancias que rodearon a la muerte del capitán Masters.

Fue un caso abierto y cerrado.

Los medios de comunicación británicos prácticamente no hablaron del asunto. Sin embrago, el Daily Mail (17 Oct 2005) descartó la tesis del suicidio: « Se sabe poco de su vida privada y se dice que es improbable que las presiones del trabajo le hubieran llevado a cometer el suicidio ».

Pedir perdón por crímenes de guerra

Desde el Domingo Sangriento en enero de 1972 en Derry, Irlanda del Norte, a Croacia, Kosovo y Basora, Iraq, en septiembre de 2005.

El año pasado, en junio de 2010, el general Sir Michael Jackson « pidió perdón por el Domingo Sangriento » en una entrevista emitida por la BBC.

(Enlace para oír las declaraciones de Jackson http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/northern_ireland/8742373.stm )

« El antiguo jefe del ejército británico, el general Sir Mike Jackson, ha ofrecido unas  »disculpas exageradas » por los acontecimientos del Domingo Sangriento tras la publicación del Informe Saville sobre los acontecimientos del 30 de enero de 1972 en Londonderry. Las conclusiones [del informe] calificaron los disparos fatales contra civiles por parte de soldados británicos de  »catástrofe » para Irlanda del Norte. El primer ministro David Cameron ha afirmado que los asesinatos de los 13 manifestantes fueron  »injustificados e injustificables ».

http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/northern_ireland/8742373.stm

El primer ministro David Cameron dijo que « lo sentía ».

¿Pedir perdón por crímenes de guerra? ¿Qué implicaciones legales tiene? ¿Acusación o autoacusación »?.

* The Troubles, « Los Problemas », nombre eufemístico utilizado para nombrar el conflicto de Irlanda del Norte (N. de la T.)

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=26750

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos



Articles Par : Prof Michel Chossudovsky

A propos :

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal, Editor of Global Research.  He has taught as visiting professor in Western Europe, Southeast Asia, the Pacific and Latin America. He has served as economic adviser to governments of developing countries and has acted as a consultant for several international organizations. He is the author of eleven books including The Globalization of Poverty and The New World Order (2003), America’s “War on Terrorism” (2005), The Global Economic Crisis, The Great Depression of the Twenty-first Century (2009) (Editor), Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011), The Globalization of War, America's Long War against Humanity (2015). He is a contributor to the Encyclopaedia Britannica.  His writings have been published in more than twenty languages. In 2014, he was awarded the Gold Medal for Merit of the Republic of Serbia for his writings on NATO's war of aggression against Yugoslavia. He can be reached at [email protected]

Avis de non-responsabilité : Les opinions exprimées dans cet article n'engagent que le ou les auteurs. Le Centre de recherche sur la mondialisation se dégage de toute responsabilité concernant le contenu de cet article et ne sera pas tenu responsable pour des erreurs ou informations incorrectes ou inexactes.

Le Centre de recherche sur la mondialisation (CRM) accorde la permission de reproduire la version intégrale ou des extraits d'articles du site Mondialisation.ca sur des sites de médias alternatifs. La source de l'article, l'adresse url ainsi qu'un hyperlien vers l'article original du CRM doivent être indiqués. Une note de droit d'auteur (copyright) doit également être indiquée.

Pour publier des articles de Mondialisation.ca en format papier ou autre, y compris les sites Internet commerciaux, contactez: [email protected]

Mondialisation.ca contient du matériel protégé par le droit d'auteur, dont le détenteur n'a pas toujours autorisé l’utilisation. Nous mettons ce matériel à la disposition de nos lecteurs en vertu du principe "d'utilisation équitable", dans le but d'améliorer la compréhension des enjeux politiques, économiques et sociaux. Tout le matériel mis en ligne sur ce site est à but non lucratif. Il est mis à la disposition de tous ceux qui s'y intéressent dans le but de faire de la recherche ainsi qu'à des fins éducatives. Si vous désirez utiliser du matériel protégé par le droit d'auteur pour des raisons autres que "l'utilisation équitable", vous devez demander la permission au détenteur du droit d'auteur.

Contact média: [email protected]