Detención de la carretera israelí a las ilegales colonias en Jerusalén

Llamamiento urgente a la acción

Detención de la carretera israelí a las ilegales  colonias en Jerusalén

                                 6 de abril de 2013

Detención de la construcción de una nueva carretera israelí a las ilegales colonias sobre territorio palestino ocupado

Alto a la destrucción y desplazamiento forzado de la comunidad palestina de Beit Safafa en el ocupado Jerusalén Oriental

Llamamiento público de la Coalición Civil por los Derechos Palestinos en Jerusalén dirigido a:

Los jefes de las misiones diplomáticas en los Territorios Palestinos Ocupados

El Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Medio Oriente (UNSCO, por sus siglas en inglés), Robert Serry

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Situación de los Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados, Richard Falk

La Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho a una Vivienda Adecuada, Raquel Rolnik

El ayuntamiento de Jerusalén y el ministerio de Transportes están realizando actualmente una obra a gran escala en Beit Safafa, ocupado Jerusalén Oriental, para terminar una carretera (“Carretera Begin”) que servirá para expandir las ilegales colonias israelíes dentro y alrededor de la parte sur del ocupado Jerusalén Oriental, y para acelerar la expansión de facto del bloque de colonias de Gush Etzion. La población ocupada de Beit Safafa no se beneficia de esta carretera. No se le ha consultado y se está destruyendo sus medios de vida y su comunidad. La Coalición Civil para los Derechos Palestinos de Jerusalén (una coalición de 25 organizaciones palestinas de derechos humanos y de desarrollo), junto con el pueblo de Beit Safafa, hacen un llamamiento a los Estados, a las Naciones Unidas y a la Unión Europea para que intervenga con toda urgencia para garantizar que:

·         Israel y las entidades ejecutivas responsables, en particular el ministerio de Transportes israelí, el ayuntamiento de Jerusalén y su Compañía de Desarrollo Moriah Jerusalén, cesan inmediatamente la construcción de la nueva carretera a las ilegales colonias en Beit Safafa e indemnizan totalmente por las pérdidas y daños ocasionados a la población palestina ocupada;

·         No se concede reconocimiento internacional a la ilegítima situación resultante de la actividad de las ilegales colonias israelíes de la que esta carretera es parte y que ningún fondo privado o público contribuye a la construcción de la carretera ilegal.

En vista de la persistencia de la expansión de las colonias israelíes, urgimos a la comunidad internacional, incluidas las autoridades locales y las empresas, a suspender la cooperación y los negocios con las autoridades israelíes y con las compañías responsables de la construcción de la carretera ilegal en el ocupado Beit Safafa. 

 

Coalición Civil por los Derechos Palestinos en Jerusalén, Dahiet al Barid, Abu Khalaf Bldg., Tel. 02-2343929, www.civiccoalition-jerusalem.org

Se deben implementar inmediatamente medidas prácticas y eficaces con relación a lo anterior para impedir que la ilegal actividad colonial israelí se afiance y expanda aún más, y se cause más daño a los derechos humanos y medios de vida del pueblo palestino ocupado, en particular a los habitantes de Beit Safafa. En vista de la fuerte preocupación y condena internacional de la ilegal actividad colonial israelí,[1]  y en base a las obligaciones legales de las terceras partes estipuladas en la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de 2004 y el reciente informe de la Misión de Investigación de las Naciones Unidas sobre las Colonias Israelíes, urgimos (y esperamos de ellos) a todos los Estados, a las Naciones Unidas y a la Unión Europa a que “asuman sus responsabilidades con relación a Israel como Estado que viola normas perentorias del derecho internacional”, [2]  y a que adopten las medidas necesarias para detener la construcción de la carretera de la ilegal colonia en Beit Safafa. También urgimos (y esperamos de ellas) a las compañías privadas que respeten el derecho internacional según los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos [de las Naciones Unidas] y a que den “todos los pasos necesarios (incluido el acabar con sus intereses comerciales en las colonias) para garantizar que no tienen un impacto negativo en los derechos del pueblo palestino”. [3]

 

Hechos y antecedentes

Localización y especificaciones del proyecto de carretera israelí

El emplazamiento de los trabajos se extiende desde el estadio de fútbol (Teddy Kolleg) y el Centro Comercial (Malha) israelíes en la zona en la que estaba el pueblo palestino de Malha, Jerusalén Occidental, despoblado en 1948, hasta la colonia israelí de Gilo al sur del ocupado en 1967 Jerusalén Oriental. Se ha planificado que la carretera tenga 1.5 km de largo y transcurra casi totalmente por territorio palestino ocupado, específicamente en Beit Safafa, una comunidad palestina de aproximadamente 9.300 habitantes. En Beit Safafa la carretera se está construyendo con 5 carriles y en algunos lugares hasta con 10-11 carriles. La construcción empezó en septiembre de 2012 y está planificado terminarla en octubre de 2015.

Propósito y función de la carretera israelí a través del ocupado Beit Safafa

La carretera que se está construyendo actualmente en Beit Safafa es una ampliación de la ya existente “Carretera Begin” y el ayuntamiento Israelí de Jerusalén la ha denominado alternativamente Carretera nº 4 o Carretera nº 50. La Carretera Begin es una carretera de circunvalación de Jerusalén Occidental que hace más rápido el trayecto entre el sur y norte de la cuidad. Constituye un componente fundamental de la red de carreteras que sirve a la metrópolis de colonias del “Gran Jerusalén” en la ocupada Cisjordania y la une con el territorio israelí. La Carretera Begin, parcialmente construida en territorio palestino ocupado, se une en el norte con la Carretera 443 al bloque de colonias de Givat Ze’ev en la ocupada Cisjordania y a más adelante hacia Tel Aviv. Hacia el sur la Carretera Begin acaba actualmente en el barrio de Malha, Jerusalén Occidental. Todavía no tienen una conexión directa con la Carretera 60 (la  “Carretera del Túnel”) que facilita la movilidad israelí a y desde las colonias en el sur de Cisjordania.

La corta sección de la carretera que se está construyendo actualmente en Beit Safafa salvará la falta de conexión existente entre la Carretera Begin y la Carretera 60 (Carretera del Túnel). La construcción de esta parte de la carretera coincide con el aumento de la actividad de las colonias en la zona, incluida la expansión de las ya existentes colonias de Gilo y Har Homa, y el establecimiento de la nueva colonia de Givat Hamatos en el ocupado Jerusalén Oriental,[4] y la construcción en curso de la colonia de Har Gilo en la adyacente Cisjordania ocupada. Aunque las autoridades israelíes han calificado la carretera de “interna”, la carretera a través de Beit Safafa mejorará sustancialmente la red de carreteras de las colonias israelíes. Dará cabida al cada vez más intenso tráfico desde estas colonias y creará una carretera continua para el tráfico israelí desde el bloque de colonias de Gush Etzion en Cisjordania sur (Carretera 60), a través de Cisjordania y Jerusalén Oriental (Carretera Begin) hasta el bloque de colonias de Ma’ale Adumim y la zona E1 área al este (Carretera 1), y hacia el bloque de colonias de Givat Ze’ev cerca de Ramala y más adelante hacia Tel Aviv (Carretera 443).

El trayecto de la Carretera Begin a través de Beit Safafa él solo y combinado con similares proyectos israelíes de infraestructura de transportes en varias fases de planificación o de construcción (como el Tren Ligero de Jerusalén ,[5] la Carretera de Circunvalación Este[6] y el Tren A1,[7] fomentará la construcción de colonias israelíes en el “Gran Jerusalén”, consolidará la dominación israelí y acelerará la anexión de factode la zona central de la ocupada Cisjordania palestina.

 

http://www.poica.org/editor/case_studies/sfafa50e.jpg

Courtesy of ARIJ.

¿Quién está implicado en la construcción de la carretera a la colonia en Beit Safafa?

Los responsables de la implementación del proyecto de carretera son el ayuntamiento de Jerusalén y el ministerio de Transportes israelíes. Se encarga de su construcción lCompañía de Desarrollo Moriah Jerusalén, la sección ejecutiva del ayuntamiento para proyectos de infraestructura. El contratista que la está llevando a cabo es D.Y. Barazani Ltd., una constructora israelí que regularmente lleva a cabo trabajos de desarrollo y de mantenimiento de infraestructuras para el ayuntamiento de Jerusalén, incluido el ocupado Jerusalén Oriental (véase abajo la vaya publicitaria). En las obras se utiliza equipamiento para remover tierra de Volvo (Suecia), CAT (Estados Unidos), Hyundai (Corea del Sur) y JCB (Reino Unidos).

 

Impacto y consecuencias para la población palestina ocupada de Beit Safafa

La población palestina ocupada de Beit Safafa no se beneficia de esta carretera que se le impone en contra de su voluntad expresa. Aunque la carretera se está construyendo sobre tierra confiscada en el pasado a miembros de la comunidad y atraviesa el centro de esta, los residentes locales palestinos no dispondrán de una carretera de acceso a ella. Además, la carretera está causando graves pérdidas y daños a los individuos y comunidades de Beit Safafa.

Para los palestinos que poseen tierras y casas a lo largo del trayecto de la carretera a través de Beit Safafa, la construcción de la carretera está ocasionando graves violaciones de sus derechos a la propiedad y a la vivienda:

 

·         Pérdida del derecho a utilizar y desarrollar la propiedad: según la ley de planificación israelí, no se permite ninguna construcción dentro de 150 metros a ambos lados de carreteras del tipo de la que se está construyendo en Beit Safafa. Además, como la población local desconocía el plan israelí de construir la carretera y pudo obtener permisos para construir casas en el pasado, muchas casas están hoy situadas dentro de esta periferia de 300 metros, incluidas algunas extremadamente próximas a la nueva carretera. Según la ley israelí de planificación estas casas se han vuelto ilegales y no se les concederán permisos en el futuro para repararlas o ampliarlas.

·         Pérdida del valor de la propiedad: debido a ello así como a la extrema exposición al ruido, la contaminación y a los peligros asociados a las obras de construcción en curso y al tráfico futuro, las casas palestinas lindantes con la carretera han perdido aproximadamente un 37% de su valor de mercado [8].

Además, todos los habitantes de Beit Safafa se ven afectados por:

·         El riesgo para la salud y el adecuado nivel de vida debido a la degradación del medio ambiente;

·         Perdida de libertad de movimientos y de acceso a los servicios esenciales: desde el establecimiento de la colonia de Gilo en la década de 1970 Beit Safafa ha quedado bifurcada norte-sur por la carretera de 4-6 carriles (Carretera Dov Yosef) que une la colonia con Jerusalén Occidental. La ampliación de la Carretera Begin que se está construyendo actualmente dividirá la comunidad de oeste a este; atravesará la carretera de la colonia de Gilo debajo de un puente lo que dividirá Beit Safafa en cuatro partes sin conexión entre sí. La nueva carretera cortará carreteras internas locales y obstruirá el acceso a guarderías, escuelas, clínicas y lugares de trabajo y de oración. Muchos residentes ya no podrán llegar a pie a estos lugares, sino que tendrán que acceder a ellos en coche por las dos nuevas carreteras internas a través de puentes y concebidas para uso interno.

·         Grave violación del derecho colectivo a mantener y desarrollar la comunidad a consecuencia de la división del pueblo y de las pérdidas y daños causados a los habitantes palestinos.

A largo plazo, la mera existencia de la Carretera Begin junto con la actividad adicional de las colonias planificada en la zona tendrá como resultado ladestrucción de Beit Safafa como comunidad y el desplazamiento forzado de sus miembros o de parte de ellos.

 

 

Una imagen del vídeo promocional difundido en youtube por laCompañía de Desarrollo Moriah Jerusalén muestra cómo será la Carretera Begin en Beit Safafa cuando se termine. En la foto se ve cómo esta carretera se cruza con otra carretera a la colonia (Carretera Dov Yosef) por debajo de un puente y cómo la carretera se dirige a Jerusalén Occidental (en la parte superior). También muestra Beit Safafa dividido en cuatro partes y los dos puentes sobre la carretera concebidos para uso local.

El vídeo de promoción completo se puede ver en:

http://www.youtube.com/watch?v=042woKRZ0Iw&feature=youtube_gdata_player

 

Historia anterior de desposesión forzada y desplazamiento forzado, un contexto de violaciones sistemáticas del derecho humanitario internacional y de las leyes internacionales referentes a los derechos humanos

Habría que evaluar la construcción por parte de Israel de la Carretera Begin y las consecuencias que esto tiene para la población palestina ocupada en el contexto de políticas y prácticas israelíes anteriores aplicadas a Beit Safafa (y a las comunidades palestinas vecinas). Hasta 1967 Beit Safafa estaba dividida por la línea de armisticio entre Israel y Jordania consecuencia de la guerra árabo-israelí de 1948. Aunque desde entonces el pueblo se ha vuelto a unir a consecuencia de la ocupación y anexión israelíes de Jerusalén Oriental, una gran parte de su población sigue estando desplazada por la fuerza. Esto incluye tanto a (los descendientes de) los refugiados palestinos que encontraron refugio en la parte de Beit Safafa controlada por Jordania después de su expulsión por Israel en 1948, como a (los descendientes de) los habitantes originales del pueblo desplazados durante las dos guerras árabo-israelíes y la actual ocupación israelí. Israel ha impedido el retorno de los desplazados y ha confiscado tanto su tierra como la tierra de los habitantes que quedaban en Beit Safafa por medio de leyes que discriminaban a los habitantes palestinos originarios, como la Ley de Propiedades de Ausentes (1950) y la Ordenanza de la Tierra (Adquisición para Fines Públicos) de 1943. Israel ha utilizado esta tierra para el desarrollo de los barrios judíos y de la infraestructura en Jerusalén Occidental y para las colonias judías, carreteras e instalaciones militares en Jerusalén Oriental.

« El que piense que los árabes tienen las cosas fáciles aquí está muy equivocado […].  Veamos el ejemplo de Beit Safafa. Parte de su tierra se ha tomado para Katamon, parte de su tierra se ha tomado para `Itri’, parte para Gilo, parte para la carretera que atraviesa ese barrio y para Patt… Lo mismo podría decirIe de cada pueblo », Teddy Kollek, entonces alcalde de Jerusalén.[9]
La anexión ilegal por parte de Israel de Beit Safafa y la subsiguiente política sistemática y discriminatoria israelí de confiscación de tierra y planificación urbana han provocado una situación en la que los habitantes de Beit Safafa ya han perdido aproximadamente una tercera parte de sus tierras y el área disponible para el desarrollo de su comunidad ha disminuido de 3.057dunams* bajo el Mandato Británico en 1947 a 2.354 dunams bajo el actual control israelí [10]. Junto con las comunidades palestinas vecinas en los territorios palestinos ocupados, Beit Safafa se ha visto afectada, por ejemplo, por dos confiscaciones israelíes de tierra a gran escala emprendidas por supuestos “fines públicos” en 1970 [11] y en 1991[12]. Israel ha utilizado la tierra palestina expropiada para el desarrollo de las colonias israelíes de Gilo (1971) y Givat Hamatos (a punto de construirse). En el pasado también se confiscó 234 dunams de tierra a Beit Safafa para la construcción de la ampliación de la Carretera Begin. [13]

Impacto más amplio para los palestinos de la Carretera Begin en Beit Safafa

Dado que una vez que se termine la Carretera Begin a través de Beit Safafa contribuirá a la consolidación y anexión por parte de Israel del “Gran Jerusalén” en la parte central de la ocupada Cisjordania palestina, esta carretera minará ipso facto la capacidad del pueblo palestino para ejercer su derecho a la autodeterminación e independencia de los territorios palestinos ocupados, incluido Jerusalén Oriental. Además, la población palestina local no se beneficiará de esta carretera porque: a) el uso de la red de carreteras a las colonias israelíes está restringido para la mayoría de los palestinos de la ocupada Cisjordania que no tienen permiso israelí para viajar por territorio israelí y el ocupado Jerusalén Oriental y b) estas carreteras circunvalan las comunidades palestinas locales y no son de fácil acceso para los palestinos.

La exclusión de la población palestina del proceso de planificación israelí

A pesar del grave impacto de la Carretera Begin que se está construyendo actualmente, las autoridades israelíes responsables de ello nunca han consultado a la población palestina local, incluidas las personas residentes en Beit Safafa. Según la información suministrada por el abogado de los residentes y la ONG Ir Amim, el ayuntamiento de Jerusalén nunca ha sometido un plan detallado de la carretera a revisión y alegaciones públicas, a pesar de que la ley israelí lo exige y de que se hizo con otros segmentos de la Carretera Begin. [14]

Las personas residentes en Beit Safafa solo conocieron el proyecto de carretera una vez que empezaron las obras en septiembre de 2012. En un primer momento la preocupación y las protestas públicas se dirigieron a la oficina local de enlace del ayuntamiento de Jerusalén en Beit Safafa. Este último confirmó que se habían empezado las obras sin el permiso necesario y pidió a los habitantes de Beit Safafa que fueran pacientes hasta que se resolviera el problema. Cuando constataron que en diciembre las obras no habían parado un grupo de 20 residentes denunció el proyecto de carretera en el Tribunal del Distrito de Jerusalén. Pedían al Tribunal que emitiera una orden para que el ayuntamiento de Jerusalén detuviera las obras y presentara un plan detallado a revisión y alegación pública.

El ayuntamiento de Jerusalén argumentó ante el tribunal que había presentado el plan exigido y que los residentes en Beit Safafans habían perdido su derecho a compensaciones por no haberse opuesto a la carretera dentro de plazo. El ayuntamiento basaba su argumentación en un plan (plan preliminar local local número 2371) para Beit Safafa que se sometió a revisión pública y aprobó en 1991. De hecho,  este plan planifica una carreteras en el mismo emplazamiento en el que se está construyendo la actual. Sin embargo, no especifica ni el tipo ni el tamaño de carretera, ni muestra las conexiones con la Carretera Begin y la Carretera 60 (que todavía no existía en 1991 en su forma actual), y tampoco incluye a varias casas que se han construido desde entonces con autorización legal en la zona adyacente al trayecto de la carretera. En base a esto los residentes en Beit Safafa argumentaron que el antiguo plan estaba desfasado y que no era un documento de planificación válido para la construcción de la ampliación de la Carretera Begin. Sin embargo, el Tribunal del Distrito de Jerusalén dictaminó que el plan de 1990 era válido y que la construcción podía continuar.

C:\Users\user\Downloads\_____.PNG

Los residentes de Beit Safafa han presentado un recurso ante el Tribunal Supremo israelí en contra de la decisión del Tribunal del Distrito de Jerusalén. Junto con el recurso también solicitaron que se emitiera una orden de paralización inmediata de las obras hasta que se resolviera el recurso. El 20 de marzo de 2013 se rechazó esta solicitud. El Tribunal Supremo aceptó la postura del ayuntamiento de Jerusalén de que la solicitud llegaba “demasiado tarde” y que el daño causado al Estado de Israel por la detención de las obras equivaldría aproximadamente a 20 millones de shekels al mes y por consiguiente, esta cantidad sería superior al daño causado a la población de Beit Safafa por la construcción de la carretera en su comunidad. [15]

Por lo tanto, la destrucción de la Carretera Begin (y la destrucción de Beit Safafa) continúa adelante sin obstáculo alguno. La vista del recurso ante el Tribunal Supremo se ha programado provisionalmente para el 26 de junio y la ONG israelí Bimkom se ha unido al recurso con nueva información sobre las pérdidas y daños causados a la comunidad y a los habitantes de Beit Safafa. Profundamente preocupados por el rápido ritmo de la construcción y de la destrucción, los residentes en Beit Safafa mantienen actividades permanentes de protesta pública en su pueblo y piden una intervención y solidaridad internacionales efectivas.

El estatus de la Carretera Begin en Beit Safafa según el derecho internacional

La Carretera Begin que se está construyendo actualmente en Beit Safafa es ilegal según el derecho internacional. Entre otras, Israel viola sus obligaciones según la Cuarta Convención de Ginebra al construir una carretera en los territorios palestinos ocupados que sirve a la colonia permanente de ciudadanos israelíes sobre territorios palestinos ocupados y que no beneficia a la población palestina ocupada, sino a los intereses de los ciudadanos israelíes, incluidos aquellos que residen en las ilegales colonias. Además, dado que la parte de la carretera que se está construyendo en el ocupado Beit Safafa forma parte de la ilegal actividad de las colonias de Israel en los territorios palestinos ocupados, con la construcción de esta carretera Israel es responsable de las graves violaciones del derecho humanitario internacional y del derecho internacional referente a los derechos humanos ya analizadas en la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia de 2004 sobre el Muro israelí en territorio palestino, incluidos la permanente apropiación de territorio por la fuerza, la  violación del derecho palestino a la autodeterminación, la transferencia forzada de población, la expropiación y destrucción ilegales de propiedades palestinas, y las graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos de la población palestina ocupada [16]. Por consiguiente, según la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia y la reciente Misión de Investigación de las Naciones Unidas sobre las colonias israelíes, Israel con su ampliación de la Carretera Begin en Beit Safafa es responsable de graves violaciones de normas perentorias del derecho internacional que provocan la responsabilidad de todos los Estados y de crímenes de guerra que dan lugar a la responsabilidad individual [17].

Para más información, contactar con:

Zakaria Odeh, director ejecutivo

Civic Coalition for Palestinian Rights in Jerusalem [Coalición Civil por los Derechos Palestinos en Jerusalén]

O2 2343929 y 054 307 59 31

[email protected]

Texto en inglés :

http://stopthewall.org/2013/04/10/stop-israeli-illegal-settlement-highway-jerusalem

Traducido del inglés por Beatriz Morales Bastos 

Notas

[1] Véase, por ejemplo, las Resoluciones de las Naciones Unidas números 252 (1968), 298 (1971), 446 (1979) y 465 (1980). Véase también EU Council of Foreign Affairs. Conclusions of 14 May 2012:http://eeas.europa.eu/delegations/israel/documents/press_corner/20120514_01_en.pdf

[2] Véase el párrafo 116 de Report of the Independent International Fact-finding Mission to investigate the implications of the Israeli settlements on the civil, political, economic, social and cultural rights of the Palestinian people throughout the Occupied Palestinian Territory, including East Jerusalem[Informe de la Misión Internacional de Investigación para investigar las implicaciones de las colonias israelíes en los derechos civiles, políticos, sociales y culturales de pueblo palestino en todos los territorios palestinos ocupados, incluido Jerusalén Oriental] (A/HRC/22/63) adoptado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas el 19 de marzo de 2013 (A/HRC/22/L.45).

[3] Ibid, párrafo 117.

[4] Los planes de colonias israelíes en la zona se elaboraron por la vía rápida y se aprobaron en diciembre de 2012 e incluyen 1.000 viviendas adicionales en Gilo y 2.610 viviendas en Givat Hamatos (Fase A de un total de 4.000 proyectadas). http://peacenow.org/entries/972_settlement_round-up_thousands_new_homes_planned_for_east_jerusalem_west_bank#more

[5] Véase, http://www.civiccoalition-jerusalem.org/human-rights-resources/publications/reports/jerusalem-light-rail-train-consequences-and-effects

[6] Véase, http://adalah.org/eng/Articles/1829/Adalah-and-the-Civic-Coalition-Jerusalem:-New-for

[7] Véase, http://www.whoprofits.org/sites/default/files/Train%20A1.pdf

[8] Basado en la valoración preliminar de daños presentada por los residentes de Beit Safafa en su petición al Tribunal del Distrito de Jerusalén en diciembre de 2012. Fuente: Atty Kais Nasser, representante de los residentes en este caso.

[9] Actas de la reunión del Consejo Municipal de Jerusalén, 27 de diciembre de 1987, Informe 64, p. 18. en B’tselem, A Policy of Discrimination: Land Expropriation, Planning and Building in East Jerusalem, mayo de 1995.

[10] Fuente: Sociedad de Estudios Árabes/Mapa y Departamento SIG, basado en un informe del Mandato Británico (1947) y el plano preliminar israelí para Beit Safafa (2317) de 1991.

* El dunam es una unidad de superficie. Originariamente, en tiempos del Imperio Otomano, era la cantidad de tierra que se podía arar en un día, pero actualmente equivale a 1.000 metros cuadrados. (N. de la t.)

[11] 2.700 dunams confiscados para Gilo el 30 de agosto de 1970; Official Gazette (en hebreo) 1656 (1970), p. 2.808.

[12] 600 dunams confiscados para Givat Hamatos el 16 de mayo de 1991; Official Gazette (en hebreo) 3877 (1991), p. 2.479.

[13] Véase, hoja informativa de ARIJ en:http://www.poica.org/editor/case_studies/view.php?recordID=5783

[14] Véase también, Ir Amim, hoja informativa, “Tearing a neighbourhood into two. The Begin Highway in Beit Safafa”:

[15] Zafrir Rinat, “Israel’s High Court rejects Arab village’s bid to stop construction of highway. Justices say there is more proof that the state would suffer if construction were delayed”, en Ha’aretz, 20 de marzo de 2013:

[16] Véase, ICJ Advisory Opinion on the Legal Consequences of the Construction of a Wall in Occupied Palestinian Territory [Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia sobre las Consecuencias Legales de la Construcción de un Muro en Territorio Palestino Ocupado], del 9 de julio de 2004: http://www.icj-cij.org/docket/index.php?p1=3&p2=4&k=5a&case=131&code=mwp&p3=4 Véase en castellano:http://www.bdscatalunya.org/index.php/campanyes/item/178-opini%C3%B3n-co…

[17] Véase nota 1. Véase también, Al Haq, Legal Memorandum on State Responsibility relating to Israel’s Illegal Settlement Enterprise:

 



Avis de non-responsabilité : Les opinions exprimées dans cet article n'engagent que le ou les auteurs. Le Centre de recherche sur la mondialisation se dégage de toute responsabilité concernant le contenu de cet article et ne sera pas tenu responsable pour des erreurs ou informations incorrectes ou inexactes.

Le Centre de recherche sur la mondialisation (CRM) accorde la permission de reproduire la version intégrale ou des extraits d'articles du site Mondialisation.ca sur des sites de médias alternatifs. La source de l'article, l'adresse url ainsi qu'un hyperlien vers l'article original du CRM doivent être indiqués. Une note de droit d'auteur (copyright) doit également être indiquée.

Pour publier des articles de Mondialisation.ca en format papier ou autre, y compris les sites Internet commerciaux, contactez: [email protected]

Mondialisation.ca contient du matériel protégé par le droit d'auteur, dont le détenteur n'a pas toujours autorisé l’utilisation. Nous mettons ce matériel à la disposition de nos lecteurs en vertu du principe "d'utilisation équitable", dans le but d'améliorer la compréhension des enjeux politiques, économiques et sociaux. Tout le matériel mis en ligne sur ce site est à but non lucratif. Il est mis à la disposition de tous ceux qui s'y intéressent dans le but de faire de la recherche ainsi qu'à des fins éducatives. Si vous désirez utiliser du matériel protégé par le droit d'auteur pour des raisons autres que "l'utilisation équitable", vous devez demander la permission au détenteur du droit d'auteur.

Contact média: [email protected]