Egipto: ¿Amenaza de Intervención Militar de EE.UU. e Israel?

Las protestas en Túnez han tenido un efecto dominó en el mundo árabe. Egipto, el país árabe más grande, está electrificado por tumultos populares para remover al régimen de Mubarak en El Cairo. Cabe preguntarse ¿qué efectos tendría aquel evento? ¿Estados Unidos, Israel y la OTAN simplemente se quedarán observando al pueblo egipcio estableciendo un gobierno libre?

La parábola de los dictadores árabes es como la de la tela de araña. A pesar de que la araña se siente segura en su red, en realidad, la red es una de las moradas más frágiles. Todos los dictadores y tiranos árabes, desde Marruecos hasta Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, se encuentran temerosos ahora. Egipto está al borde de lo que podría llegar a ser uno de los más importantes eventos geopolíticos en este siglo.

Los faraones, antiguos o modernos, todos tienen sus últimos días. Los días de Mubarak están contados, pero los poderes detrás de él todavía no han sido derrotados. Egipto es una parte importante del imperio global de Estados Unidos. El gobierno estadounidense, Tel Aviv, la UE y la OTAN tienen importantes intereses en mantener a Egipto como un régimen títere.

EEUU e Israel desean utilizar al Ejército como Policía del Pueblo Egipcio

Cuando comenzaron las protestas en Egipto, todos los jefes de las fuerzas armadas egipcias viajaron a los Estados Unidos y consultaron órdenes con funcionarios estadounidenses. Los egipcios son muy conscientes de que el régimen en El Cairo es un peón al servicio de Estados Unidos e Israel. Esta es la razón por la que consignas egipcias no sólo están dirigidas contra el régimen de Mubarak, sino también contra Estados Unidos e Israel, en similitud con algunas de las consignas de la Revolución Iraní. Estados Unidos ha estado involucrado en todos los aspectos de las actividades del gobierno egipcio. El Cairo no ha realizado un solo movimiento sin consultar a la Casa Blanca y Tel Aviv. Israel también ha permitido a los militares egipcios entrar en las zonas urbanas de la península del Sinaí.

La realidad de la situación es que el gobierno estadounidense ha trabajado contra la libertad en el mundo árabe y más allá. Cuando el Presidente Obama señala que debe haber un período de “transición” en Egipto, significa que Mubarak y el régimen egipcio deben permanecer intactos. Estados Unidos no desea un gobierno popular en El Cairo.

Martin Indyk, un ex funcionario de la Administración Clinton en el Consejo de Seguridad Nacional estadounidense como responsable del área de Medio Oriente y el conflicto israelí-palestino y una persona estrechamente vinculada a la Administración Obama, señaló al New York Times que Estados Unidos deben trabajar junto al ejército egipcio por el control de Egipto hasta que un “pueda emerger un liderazgo político legítimo y aceptable”. [1] Indyk no solo está pidiendo un golpe militar en Egipto, también está utilizando el doble lenguaje del Departamento de Estado norteamericano. Lo que los funcionarios estadounidenses entienden por “moderados” son dictaduras y regímenes como Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Marruecos y el Túnez de Ben Alí. En cuanto a la legitimidad, a los ojos de los funcionarios estadounidenses, significa que sean personas serviles a los intereses estadounidenses.

Tel Aviv es mucho menos tímida que Estados Unidos respecto a la situación en Egipto. Por miedo a perder El Cairo, Tel Aviv ha estado alentando al régimen de Mubarak para liberar toda la fuerza del ejército egipcio contra los manifestantes civiles. También han estado defendiendo a Mubarak internacionalmente. En este sentido, el papel principal del ejército egipcio ha sido siempre el de hacer de policía del pueblo egipcio y de mantener al régimen de Mubarak en el poder. La ayuda militar estadounidense a Egipto sólo se destina para ello.

 

Egipto Revolucionario: ¿Un Segundo Irán en el Medio Oriente?

Si el pueblo egipcio consigue establecer un gobierno nuevo y verdaderamente soberano, podría equivaler a un segundo Irán en el Medio Oriente. Esto causaría un gran cambio geopolítico regional y global. También sería muy molesto y paralizaría los intereses de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Israel, Francia, la UE y la OTAN en lo que equivaldría a una pérdida colosal, como la de Irán en 1979.

Si un nuevo gobierno revolucionario llegara a surgir en El Cairo, las falsas conversaciones de paz entre israelíes y palestinos terminarían, el hambre de los palestinos de la Franja de Gaza terminaría, la piedra angular de la seguridad militar israelí habría desaparecido, y la Awliyaa (Alianza) Irán-Siria podría tener un nuevo miembro importante.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, expresó los temores de Tel Aviv sobre Egipto aliándose con Irán y una nueva puerta de entrada para la influencia iraní en un discurso abierto señalando: “Teherán está esperando el día en que la oscuridad descienda [sobre Egipto].” [2] Netanyahu tiene razón en una cosa, el Ministerio de Exteriores de Irán ha seguido de cerca los acontecimientos en Egipto muy ansioso y los iraníes están en espera de la creación de un nuevo gobierno revolucionario que podría unirse a Irán y al Bloque de Resistencia. Teherán se encuentra lleno de alegría e Irán está ocupado con discursos de sus funcionarios acerca de lo que ellos creen, es un “Despertar Islámico”.

Mientras que los miembros árabes del Bloque de Resistencia han hecho declaraciones de bajo calibre sobre las protestas en Egipto, el Irán no árabe ha expresado su apoyo a los manifestantes en el mundo árabe. Siria ha hecho observaciones de bajo perfil, debido a sus propios temores de una revuelta en el país. Hezbolá y Hamas también han sido relativamente discretos en sus posturas sobre las protestas en el mundo árabe, porque quieren evitar ser blanco de los regímenes árabes a través de acusaciones de injerencia.

En cada oportunidad, los llamados regímenes árabes “moderados” tratan de demonizar a estos jugadores árabes. Por otra parte el gobierno turco, que mantiene estrechos vínculos con los regímenes árabes, también ha permanecido prácticamente en silencio sobre las protestas en el mundo árabe.

Israel se está preparando para la posible realidad de que un gobierno hostil asuma el poder en El Cairo, que es lo que ocurrirá si el pueblo egipcio tiene éxito. Tel Aviv tiene planes secretos de contingencia de seguridad militar en Egipto. En palabras de Netanyahu al Knesset Israelí: “Un acuerdo de paz no garantiza la existencia de la paz [entre Israel y Egipto], así que en orden de protegerla y protegernos nosotros mismos, en casos en que el acuerdo desaparezca o sea violado por el cambio de régimen en el otro lado, la protegeremos con planes de seguridad en terreno.” [3]

 
 

Amenazas de Intervención Militar de Estados Unidos, Israel y la OTAN en Egipto: ¿Recordando la Invasión a Egipto de 1956?

También existe la posibilidad de una nueva guerra con Israel e incluso de intervención militar de Estados Unidos y la OTAN en Egipto. La amenaza de intervención militar en Egipto debe ser considerada. En 1956, británicos, franceses, e israelíes atacaron conjuntamente Egipto cuando el presidente Gamal Abdel Nasser nacionalizó el Canal de Suez. Recordando a 1956, Estados Unidos y la OTAN podrían hacer lo mismo. El general James Mattis, comandante del Comando Central de EEUU, señaló que Estados Unidos se ocupará de Egipto “diplomática, económica, [y] militarmente” si el acceso al Canal de Suez por Egipto fuera cerrado a Estados Unidos y sus aliados. [4]

En 2008, Norman Podhoretz propuso un escenario de pesadilla inimaginable. En este escenario de pesadilla los israelíes ocupan militarmente las refinerías de petróleo y puertos navales en el Golfo Pérsico para asegurar la “seguridad energética”, y también lanzan un así llamado ataque nuclear preventivo contra Irán, Siria y Egipto. [5]

En 2008, las principales preguntas que surgieron fueron: ¿”seguridad energética” para quién, y por qué atacar Egipto, donde el gobierno de Mubarak ha sido un aliado incondicional de Israel?

¿Los israelíes podrían atacar Egipto, si emerge un gobierno revolucionario en El Cairo? Esto es lo que básicamente sucedió unos años después que Gamal Abdel Nasser tomara el poder de Mohammed Naguib en Egipto. Además, un ataque militar contra Egipto se vincula a los planes secretos de contingencia de seguridad militar israelí que Netanyahu garantizó al Knesset israelí.

¿Es un escenario de pesadilla, que incluye el uso de las armas nucleares, una posibilidad clara? Podhoretz tiene vínculos estrechos con los funcionarios israelíes y estadounidenses. También hay que mencionar que Podhoretz es un receptor de la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos por su influencia intelectual en Estados Unidos y es uno de los primeros 1.997 firmantes del Project for a New American Century (PNAC), junto con Elliot Abrams, Richard Cheney, Juan (Jeb) Bush, Donald Rumsfeld, Steven Forbes Jr., y Paul Wolfowitz. El PNAC ha preparado esencialmente planes para transformar a Estados Unidos en un imperio global a través de la militarización militarismo extranjero y nacional.

“Caos Gestionado” y Amenazas de Balcanización en Egipto: ¿El Plan Yinon en acción?

Egipto ya no puede ser manejado por el régimen de Mubarak, Estados Unidos, Israel y sus aliados. Por lo tanto, Estados Unidos, Israel y sus aliados están trabajando para dividir y desestabilizar Egipto, ya que es el estado árabe más poderoso, de modo que ningún desafío estratégico pueda emerger de El Cairo. Los ataques contra los manifestantes pacíficos en la plaza de Tahrir, el centro de El Cairo, por matones de Mubarak armados con palos, montados en camellos y caballos, fue un evento orquestado para conseguir apoyo público fuera del mundo árabe para tener una dictadura fuerte en El Cairo. Resume todos los estereotipos y actitudes orientalistas incorrectas respecto a los árabes y los pueblos de Medio Oriente. No sería ninguna sorpresa si Estados Unidos, Israel y Gran Bretaña jugaron un papel directo o de asesoramiento en el evento.

En un gran alejamiento de la realidad, los medios de comunicación controlados por el Estado del régimen de Mubarak están informando del apoyo popular a Mubarak por millones de egipcios y la aprobación generalizada de su discurso y sus planes de “gobierno de transición.” En una muestra de desesperación, los mismos medios de comunicación controlados por el Estado también están tratando de culpar a Irán y sus aliados árabes de las protestas de Egipto. Los medios de comunicación egipcios controlados por el Estado han informado de que comandos iraníes y fuerzas especiales, junto con el Hezbollah libanés y el Hamas palestino, han realizado misiones de desestabilización y sabotaje contra Egipto.

Este tipo de acusaciones por el régimen de El Cairo no son nuevas. Yemen, Bahréin, Jordania, y también Mahmoud Abbas, han hecho lo mismo. El régimen de Mubarak ha culpado a Irán, Hezbolá, el Movimiento Patriótico Libre, Siria y Hamas de intromisión e incitación a la revuelta varias veces en el pasado. Cuando el Movimiento Patriótico Libre criticó al régimen de Mubarak sobre el tratamiento de los cristianos egipcios, el régimen de Mubarak acusó a Michel Aoun de sedición sectaria. Por otra parte, Hezbolá fue acusado de intentar crear caos en Egipto, cuando Hassan Nasrallah pidió al pueblo egipcio mostrar su solidaridad con los palestinos y demandaran que su gobierno autorizara el destino de ayuda humanitaria al pueblo de la Franja de Gaza.

Caos Gestionado

 pesar de que los matones de Mubarak también están creando caos en Egipto para tratar de mantener su régimen en el poder, la doctrina del “caos controlado” está siendo utilizada por actores externos con Plan Yinon de Israel en mente. Hacer que los egipcios luchen uno contra otro y convertir a Egipto en un Estado dividido e inseguro, al igual que el Irak anglo-estadounidense, parece ser el objetivo de Estados Unidos, Israel y sus aliados. La construcción de tensiones entre musulmanes egipcios y cristianos egipcios, que incluye ataques a iglesias coptas, está vinculada a este proyecto. En este contexto, a los trece días de las protestas en Egipto, la Iglesia Mar Girgis en la ciudad egipcia de Rafah, cerca de Gaza e Israel, fue atacada por hombres armados en motocicletas. [6]

La Casa Blanca y Tel Aviv no desean un segundo Irán en el Medio Oriente. Harán todo lo posible para evitar la aparición de un Egipto fuerte e independiente.

Un Egipto libre podría ser una amenaza mucho mayor que el Irán no-árabe dentro del mundo árabe para los objetivos de Estados Unidos, Israel y la OTAN.

¿Regresa el Águila Egipcia como Defensora de la Independencia Árabe?

Egipto fue alguna vez un gran desafío estratégico para Estados Unidos, Israel, Francia y Gran Bretaña en el mundo árabe y África. El Egipto Nasserista ayudó a la resistencia argelina contra la ocupación francesa de Argelia, apoyó abiertamente a los palestinos contra la ocupación israelí de sus hogares, apoyó a la Resistencia Yemení contra la ocupación británica en el sur de Yemen, cuestionó la legitimidad de los Hachemitas instalados por los británicos y la Casa Saudí de apoyo estadounidense, y ofreció apoyo a la liberación nacional y los movimientos anti-imperialistas. El Cairo bajo un gobierno revolucionario, ya sea profundamente ligado al Islam o no, podría dar al mundo árabe un nuevo líder que podría revivir el panarabismo, lo que pone Tel Aviv aún más nervioso por tratar de lanzar guerras, y reunir a los árabes y otros pueblos de todo el mundo en rebelión contra la confederación global conformada por Estados Unidos y sus aliados.

Egipto no está libre de la esclavitud todavía. El pueblo egipcio también debe abordar el papel del capitalismo global en el apoyo al régimen de Mubarak. Al mismo tiempo debe permanecer unido. Si tienen éxito, tendrán un impacto enorme en la historia del siglo actual.

Mahdi Darius Nazemroaya
es un Investigador Asociado al Centro de Investigación sobre la Globalización (CGR, por sus siglas en inglés).
Artículo original, publicado el 7 de febrero de 2011.
Texto original:
The Division of Egypt: Threats of US, Israeli, and NATO Military Intervention?

NOTAS

[1] Elisabeth Bumiller, « Calling for Restraint, Pentagon Faces Test of Influence With Ally, » The New York Times, 29 enero 2011.
[2] Attila Somfalvi, « Natanyahu: Democratic Egypt no threat, » Yedioth Ahronoth, 2 febrero 2011.
[3] Íbid.
[4] Adrian Croft, « U.S. sees Suez Canal closure as inconceivable, » eds. Peter Griffiths and Elizabeth Fullerton, Reuters, 1 febrero 2011.
[5] Norman Podhoretz, « Stopping Iran: Why the Case for Military Action Still Stands, » Commentary Magazine, 125(2), (febrero 2008):11-19.
[6] « Church in flames in Egypt’s Sinai: witness, » Agence France-Presse (AFP), 6 febrero 2011.
[7] « Senior US envoy presses for democracy in Tunisia, » Agence France-Presse (AFP), 24 enero 2011.



Articles Par : Mahdi Darius Nazemroaya

A propos :

An award-winning author and geopolitical analyst, Mahdi Darius Nazemroaya is the author of The Globalization of NATO (Clarity Press) and a forthcoming book The War on Libya and the Re-Colonization of Africa. He has also contributed to several other books ranging from cultural critique to international relations. He is a Sociologist and Research Associate at the Centre for Research on Globalization (CRG), a contributor at the Strategic Culture Foundation (SCF), Moscow, and a member of the Scientific Committee of Geopolitica, Italy.

Avis de non-responsabilité : Les opinions exprimées dans cet article n'engagent que le ou les auteurs. Le Centre de recherche sur la mondialisation se dégage de toute responsabilité concernant le contenu de cet article et ne sera pas tenu responsable pour des erreurs ou informations incorrectes ou inexactes.

Le Centre de recherche sur la mondialisation (CRM) accorde la permission de reproduire la version intégrale ou des extraits d'articles du site Mondialisation.ca sur des sites de médias alternatifs. La source de l'article, l'adresse url ainsi qu'un hyperlien vers l'article original du CRM doivent être indiqués. Une note de droit d'auteur (copyright) doit également être indiquée.

Pour publier des articles de Mondialisation.ca en format papier ou autre, y compris les sites Internet commerciaux, contactez: [email protected]

Mondialisation.ca contient du matériel protégé par le droit d'auteur, dont le détenteur n'a pas toujours autorisé l’utilisation. Nous mettons ce matériel à la disposition de nos lecteurs en vertu du principe "d'utilisation équitable", dans le but d'améliorer la compréhension des enjeux politiques, économiques et sociaux. Tout le matériel mis en ligne sur ce site est à but non lucratif. Il est mis à la disposition de tous ceux qui s'y intéressent dans le but de faire de la recherche ainsi qu'à des fins éducatives. Si vous désirez utiliser du matériel protégé par le droit d'auteur pour des raisons autres que "l'utilisation équitable", vous devez demander la permission au détenteur du droit d'auteur.

Contact média: [email protected]