«La alineación europea con Washington»

Entrevista con el profesor, escritor y periodista francés Salim Lamrani

L’Humanité

1) Bernard Duraud: En su último libro, aparecido recientemente, usted trata de Cuba y de Europa. La Unión Europea pretende erigirse en árbitro y distribuir las buenas y, sobre todo, las malas calificaciones. ¿Cuáles son las razones de su ensañamiento?

Salim Lamrani: Voy a citar los documentos oficiales de la UE que explican claramente este ensañamiento con Cuba. El Consejo de Europa afirma que está «preocupado por el hecho de que el gobierno cubano haya dado marcha atrás en algunas reformas que llevan a una tímida apertura económica. El Consejo lamentó que estas restricciones hayan reducido otra vez el ámbito de las iniciativas privadas». En una palabra, Europa utiliza la excusa de los derechos humanos, pero sólo busca el regreso a un capitalismo de empresa privada y la implantación de una economía de mercado en Cuba.

2) BD: ¿Se puede hablar de una alineación con la política agresiva de Washington?

SL: Exactamente. La UE es una potencia económica innegable, pero sigue siendo un enano diplomático, incapaz de adoptar una posición constructiva e independiente de la influencia estadounidense. La «posición común» adoptada en 1996 es una emanación de Washington y fue promovida por José María Aznar, el ex presidente del gobierno español. Se alinea con la política agresiva de los Estados Unidos hacia Cuba y está condenada al fracaso pues La Habana no es sensible al lenguaje de la amenaza y no acepta injerencias en sus asuntos internos.

3) BD: Analizando los informes de Amnistía Internacional usted demuestra que las sanciones contra Cuba, con la excusa de los derechos humanos, no se justifican. ¿Por qué?

SL: Para justificar su política hostil hacia Cuba –la posición común desde 1996 y sanciones políticas y diplomáticas desde 2003–, la UE evoca la cuestión de los derechos humanos. El único país del continente americano víctima de dicha política es Cuba. Ahora bien, según los informes de Amnistía Internacional, el país americano que menos viola los derechos humanos es Cuba. Esta es la primera paradoja.

Del mismo modo, según AI, casi todos los países de Europa presentan una situación mucho más desastrosa que la de Cuba. AI evoca casos de asesinatos políticos en el Reino Unido, de tortura y de trato inhumano o degradante en Bélgica o Francia, de utilización de pruebas conseguidas bajo tortura en Alemania, de tráfico de seres humanos en Grecia, de impunidad de los crímenes cometidos por agentes del Estado en España, de niños privados de acceso a la educación a causa de su origen étnico en Hungría, de esterilización forzosa de mujeres procedentes de minorías en República Checa. ¡Todo esto en el continente de las Luces y la Democracia!

AI jamás ha señalado hechos similares en Cuba aunque señale algunas violaciones. Por lo tanto, la UE no tiene ninguna autoridad moral para dar lecciones sobre derechos humanos a Cuba.

Por otra parte, 135 países miembros, o sea más de 2/3 de la Asamblea General, escogieron a Cuba, en mayo de 2006, para ocupar un escaño. En realidad, USA y Europa utilizan la problemática de los derechos humanos como pretexto y han impuesto una visión politizada de la realidad cubana que el resto del mundo no comparte en absoluto.

4) BD: ¿Cómo ve el futuro de Cuba?

SL: Las especulaciones alrededor del porvenir de Cuba emanan de un postulado erróneo que consiste en pensar que el proceso revolucionario cubano depende de un solo hombre, Fidel Castro. En realidad, se trata de un proceso profundamente arraigado en el seno de la sociedad cubana, edificado por cerca de cuatro generaciones de cubanos y sin duda irreversible. Hablar de proceso de transición sería un grave error. Los cubanos no quieren de ninguna manera volver a una economía de mercado que sería sinónimo de atentado contra sus conquistas sociales y su soberanía.

Salim Lamrani es especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, su último libro es: Double Morale. Cuba l’Union européenne et les droits de l’homme. Paris, Editions Estrella, 2008. 123 páginas. 10€ Para pedir el libro dirigirse a: [email protected]fr

Ler la entrevista en francés: http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=8576

Revisado por Caty R. Caty R. pertenece a los colectivos de Rebelión, Cubadebate y Tlaxcala. Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor y la fuente.

Bernard Duraud es periodista del diario francés l’Humanité.



Articles Par : Bernard Duraud

Avis de non-responsabilité : Les opinions exprimées dans cet article n'engagent que le ou les auteurs. Le Centre de recherche sur la mondialisation se dégage de toute responsabilité concernant le contenu de cet article et ne sera pas tenu responsable pour des erreurs ou informations incorrectes ou inexactes.

Le Centre de recherche sur la mondialisation (CRM) accorde la permission de reproduire la version intégrale ou des extraits d'articles du site Mondialisation.ca sur des sites de médias alternatifs. La source de l'article, l'adresse url ainsi qu'un hyperlien vers l'article original du CRM doivent être indiqués. Une note de droit d'auteur (copyright) doit également être indiquée.

Pour publier des articles de Mondialisation.ca en format papier ou autre, y compris les sites Internet commerciaux, contactez: [email protected]

Mondialisation.ca contient du matériel protégé par le droit d'auteur, dont le détenteur n'a pas toujours autorisé l’utilisation. Nous mettons ce matériel à la disposition de nos lecteurs en vertu du principe "d'utilisation équitable", dans le but d'améliorer la compréhension des enjeux politiques, économiques et sociaux. Tout le matériel mis en ligne sur ce site est à but non lucratif. Il est mis à la disposition de tous ceux qui s'y intéressent dans le but de faire de la recherche ainsi qu'à des fins éducatives. Si vous désirez utiliser du matériel protégé par le droit d'auteur pour des raisons autres que "l'utilisation équitable", vous devez demander la permission au détenteur du droit d'auteur.

Contact média: [email protected]