La oposición venezolana y la democracia

Manuel Rosales, principal líder de la oposición, candidato presidencial derrotado en el escrutinio de diciembre de 2006 y actualmente alcalde de la ciudad de Maracaibo, está en el punto de mira de la justicia venezolana. Es sospechoso de corrupción y de enriquecimiento ilegal durante su mandato como gobernador del Estado de Zulia entre 2002 y 2004. Confirmando las sospechas en su contra, en vez de presentarse ante la justicia y probar su inocencia, Rosales prefirió fugarse, acusando al mismo tiempo al presidente Chávez de ordenar su arresto.1

La fiscal de la República Katiuska Plaza subrayó que Rosales fue incapaz de justificar la procedencia de los fondos que aumentaron sustancialmente el valor de su patrimonio personal. Éste, si es reconocido culpable, arriesga entre 3 y 10 años de prisión. Interrogado por la agencia de prensa estadounidense Associated Press, el abogado de Rosales, Álvaro Castillo, no quiso dar más detalles.2

Rosales, cuyo juicio se transfirió a Caracas después de que se entrevistara con cuatro jueces del Estado de Zulia, es sospechoso, entre otras cosas, de donar más de 300 vehículos pertenecientes al Estado a familiares y amigos, de abrir empresas en Miami cuyos activos superan los 11 millones de dólares y de recibir sobornos por parte de la empresa alemana Siemens para la construcción del metro de Maracaibo. Esta multinacional reconoció que había pagado ciertas sumas para conseguir el contrato, sin citar ningún nombre.3

Omar Barboza, presidente del partido Un Nuevo Tiempo, al cual pertenece Rosales, confirmó la fuga del alcalde de Maracaibo, acusando al gobierno bolivariano de intentar eliminar a un adversario político. No obstante, omitió precisar que el enjuiciamiento de Rosales en 2009 en realidad no es más que la consecuencia de una investigación que se abrió en septiembre de 2004, es decir hace casi cinco años.4

Cilia Flores, presidenta de la Asamblea Nacional, rechazó las acusaciones de Barboza: “Incurrió en una cantidad de delitos que no son políticos, son hechos de corrupción, delitos de enriquecimiento ilícito”. Añadió que Rosales, además de huir de sus responsabilidades personales frente a la justicia venezolana, ya no asumía sus obligaciones como alcalde de la ciudad de Maracaibo.5

Por su parte, el Ministro de Información Jesse Chacón afirmó que las pruebas contra Rosales eran suficientemente numerosas para que fuera presentado ante la justicia: “Se han presentado una serie de hechos que están contenidos en un expediente, de casas, haciendas y centros comerciales que están a su nombre y de sus familiares, y el problema no es que se acuse sino que se defienda”. Rechazó los intentos de politización de un asunto de corrupción: “La pregunta es si existen o no suficientes indicios para llevar adelante una indagatoria y en el caso de Rosales se sabe que los hay”.6

Chacón admitió que no estaba sorprendido por el comportamiento de la oposición. “Siempre se ha comportado así. Eso mismo se pudo ver con el golpe de Estado del 11 de abril de 2002; el día 12 salieron todos en los medios de comunicación, todos habían participado en el golpe, pero el 14 nadie habló, aquí no hubo ningún golpe de Estado”, añadió en tono sarcástico, en referencia al rechazo del Tribunal Supremo de la época, controlado por la oposición, de admitir la realidad de un golpe de fuerza del golpista Pedro Carmona Estanga.7

En efecto, Manuel Rosales participó activamente en el golpe de Estado de abril de 2002 contra el presidente Hugo Chávez. Firmó el decreto que disolvió todas las instituciones de la nación. Después, el Tribunal Supremo lo absolvió mediante un veredicto que levantó la indignación de la sociedad venezolana. El 3 de abril de 2009, la justicia condenó a tres comisarios y seis policías responsables de los asesinatos de manifestantes en abril de 2002. Fueron las primeras condenas de responsables de crímenes perpetrados durante el golpe.8

Rosales debe presentarse a más tardar el 20 de abril de 2009 ante el tribunal para responder a los 26 cargos en su contra. En caso contrario, se le considerará prófugo de la justicia.9 Ha abandonado temporalmente sus obligaciones como alcalde por un período de 90 días.10 Según algunas informaciones, se encontraría en Colombia.11

La denuncia que presentaron los abogados de Rosales ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no fue admitida por dicha instancia, ilustrando así su desacuerdo con el intento de politizar un asunto de delincuencia común.12

Raúl Isaías Baduel en detención preventiva

El 1 de abril de 2009, los servicios de inteligencia militar arrestaron al ex ministro de Defensa Raúl Isaías Baduel, general retirado y acérrimo detractor de Hugo Chávez. Se encuentra bajo sospecha de “sustracción de fondos” de la Fuerza Armada durante su mandato ministerial por importe de 14,5 millones de dólares. El general Ernesto Cedeño, fiscal general militar, señaló que existían “elementos de convicción suficientes” para enjuiciar a Baduel.13

Al igual que Rosales, el general Baduel, en vez de responder a las acusaciones, arremetió contra Hugo Chávez, a quien acusó de ser responsable de su arresto14. En realidad, Baduel fue llamado a comparecer cinco veces y no respondió a ninguna de las convocatorias. Por eso se le arrestó, enfatizó Cedeño15.

Por su parte, Chávez rechazó categóricamente las alegaciones de la oposición.16 Las acusaciones de Rosales y Baduel contra el presidente son poco creíbles por una sencilla razón. La justicia venezolana también lanzó una orden de arresto contra Carlos Giménez, antiguo gobernador partidario del presidente, destituido en junio de 2008 a causa de un asunto de corrupción.17

El llamado al golpe de Estado de la oposición venezolana

La oposición venezolana ha optado por la desestabilización. Lanzó un llamado a la “resistencia democrática” frente a las reformas administrativas, económicas y sociales del gobierno bolivariano. En efecto, la Asamblea Nacional decidió confiar la gestión de los puertos, aeropuertos y autopistas al gobierno central con el fin de contrarrestar los planes secesionistas de algunos gobernadores.18

El alcalde de la capital, Caracas, Antonio Ledezma, lanzó un llamado al golpe de Estado: “Hago un llamado a la Fuerza Armada Nacional a que tenga presente el concepto de la desobediencia”. Anunció la creación de un “frente nacional” contra Hugo Chávez.19 El líder bolivariano es una “gran pesadilla” para los venezolanos, afirmó. No se dignó a explicar por qué los electores escogieron votar a favor de esa “gran pesadilla” catorce veces sobre quince desde 1998 cuando Chávez resultó electo por primera vez.20

La oposición venezolana está desempeñando un papel peligroso al negarse a reconocer a la vez la voluntad soberana del pueblo venezolano y la autoridad de Hugo Chávez. Éste es, sin lugar a dudas, el presidente que goza de la legitimidad democrática más importante de la historia de Venezuela y de América Latina. Al caer otra vez en los hierros del pasado y en la tentación golpista, la oposición aparece a los ojos del mundo como el principal obstáculo para la democracia.

Revisado por Caty R.

Notas

1 El Nuevo Herald, «Fiscalía ordena arresto de alcalde y líder opositor», 20 de marzo de 2009; Fabiola Sánchez, «Acciones contra opositores elevan tensiones en Venezuela», 20 de marzo de 2009.

2 Fabiola Sánchez, «Venezuelan Prosecutor Calls for Arrest of Opposition Leader on Corruption Charge», 19 de marzo de 2009.

3 Casto Ocando, «La corrupción chavista no se investiga», 21 de marzo de 2009; Fabiola Sánchez, «Ordenan trasladar a Caracas el juicio al líder opositor Manuel Rosales», 25 de marzo de 2009.

4 EFE, «Rosales en lugar ‘seguro’, pero el gobierno insiste en que huyó», 1 de abril de 2009.

5 Agencia Bolivariana de Noticias, «CNE podría aplicar abandono de cargo a Manuel Rosales», 31 de marzo de 2009.

6 Agencia Bolivariana de Noticias, «Si Rosales está en Venezuela debe dar la cara ante la justicia», 31 de marzo de 2009.

7 Ibid.

8 Agencia Bolivariana de Noticias, «Carlos Escarrá ratificó que Rosales no está en el país y evade justicia venezolana», 6 de abril de 2009; Fabiola Sánchez, «Condenan entre 17 y 30 años a policías por muertes de manifestantes», The Associated Press, 3 de abril de 2009.

9 EFE, «Rosales deberá comparecer ante la justicia el 20 de abril», 1 de abril de 2009.

10 The Associated Press, «Alcalde venezolano opositor se separa del cargo por proceso», 3 de abril de 2009.

11 Agencia Bolivariana de Noticias, «Carlos Escarrá ratificó que Rosales no está en el país y evade justicia venezolana», op.cit.

12 Agencia Bolivariana de Noticias, «Cancillería aclara que CIDH no admitió denuncia de Manuel Rosales», 3 de abril de 2009.

13 Jorge Rueda, «Detienen a ex ministro de Defensa en Venezuela», The Associated Press, 2 de abril de 2009.

14 The Associated Press, «Ex ministro responsabiliza a Chávez de su detención», 3 de abril de 2009.

15 Agencia Bolivariana de Noticias, «Privación preventiva de libertad de Baduel garantiza la investigación», 3 de abril de 2009.

16 Fabiola Sánchez, «Ex-Defense Minister Blames Chavez for Detention», The Associated Press, 3 de abril de 2009.

17 EFE, «Ordenan arresto de ex gobernador afín a Chávez», 5 de abril de 2009.

18 Agence France Presse, «Oposición venezolana declara resistencia democrática a gobierno de Chávez», 25 de marzo de 2009.

19 EFE, «Ledezma llama a militares a no respaldar a Chávez», 28 de marzo de 2009.

20 EFE, «El frente antichavista ‘no es una aventura’», 31 de marzo de 2009.

Salim Lamrani es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris Descartes y en la Universidad Paris-Est Marne-la-Vallée y periodista francés, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Acaba de publicar Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos (Hondarriaba: Editorial Hiru, 2008).

Contacto: [email protected] ; [email protected]



Articles Par : Salim Lamrani

A propos :

Docteur ès Etudes Ibériques et Latino-américaines de l’Université Paris IV-Sorbonne, Salim Lamrani est Maître de conférences à l’Université de La Réunion, et journaliste, spécialiste des relations entre Cuba et les Etats-Unis. Son nouvel ouvrage s’intitule Fidel Castro, héros des déshérités, Paris, Editions Estrella, 2016. Préface d’Ignacio Ramonet. Contact : [email protected] ; [email protected] Page Facebook : https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Avis de non-responsabilité : Les opinions exprimées dans cet article n'engagent que le ou les auteurs. Le Centre de recherche sur la mondialisation se dégage de toute responsabilité concernant le contenu de cet article et ne sera pas tenu responsable pour des erreurs ou informations incorrectes ou inexactes.

Le Centre de recherche sur la mondialisation (CRM) accorde la permission de reproduire la version intégrale ou des extraits d'articles du site Mondialisation.ca sur des sites de médias alternatifs. La source de l'article, l'adresse url ainsi qu'un hyperlien vers l'article original du CRM doivent être indiqués. Une note de droit d'auteur (copyright) doit également être indiquée.

Pour publier des articles de Mondialisation.ca en format papier ou autre, y compris les sites Internet commerciaux, contactez: [email protected]

Mondialisation.ca contient du matériel protégé par le droit d'auteur, dont le détenteur n'a pas toujours autorisé l’utilisation. Nous mettons ce matériel à la disposition de nos lecteurs en vertu du principe "d'utilisation équitable", dans le but d'améliorer la compréhension des enjeux politiques, économiques et sociaux. Tout le matériel mis en ligne sur ce site est à but non lucratif. Il est mis à la disposition de tous ceux qui s'y intéressent dans le but de faire de la recherche ainsi qu'à des fins éducatives. Si vous désirez utiliser du matériel protégé par le droit d'auteur pour des raisons autres que "l'utilisation équitable", vous devez demander la permission au détenteur du droit d'auteur.

Contact média: [email protected]