Los peligros de una guerra nuclear en Medio Oriente

Nueva doctrina del Pentágono: Mini-bombas nucleares son “seguras para la población civil adyacente

Podría ser el fuego de destrucción profetizada en la Era del Valle Éufrates, después de Noé y su famosa Arca… Esta arma ha de ser utilizada contra Japón… La utilizaremos de manera que objetivos militares y soldados y marinos sean su blanco y no mujeres y niños. Incluso si los japoneses son salvajes, despiadados, implacables y fanáticos, nosotros como líder del mu“Hemos descubierto la bomba más terrible de la historia del mundo. ndo por el bienestar común no podemos lanzar esa terrible bomba sobre la antigua o la antigua capital… El objetivo será exclusivamente militar… Parece ser lo más terrible que haya sido jamás inventado, pero puede ser convertido en lo más útil.”

                                                   (Presidente Harry S. Truman, Diario, 25 de julio de 1945)

“El mundo notará que la primera bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima. Una base militar. Ocurrió porque deseábamos evitar en este primer ataque, en la medida de lo posible, la muerte de civiles.” (Presidente Harry S. Truman en un discurso por radio a la nación, el 9 de agosto de 1945).

[Nota: la primera bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945, la segunda sobre Nagasaki, el 9 de agosto, el mismo día en el que Truman hizo su discurso por radio a la nación.]

En ningún momento desde que la primera bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945, la humanidad se ha visto más próxima de lo inimaginable, un holocausto nuclear que podría extenderse potencialmente, en términos de precipitación radioactiva, sobre una gran parte de Medio Oriente.

Todas las garantías de la era de la Guerra Fría, que categorizaban a la bomba nuclear como “un arma de último recurso” han sido dejadas de lado. Acciones militares “ofensivas” utilizando ojivas nucleares son descritas ahora como actos de “autodefensa”.

La distinción entre armas nucleares tácticas y el arsenal convencional del campo de batalla ha sido desdibujada. La nueva doctrina nuclear usamericana se basa en “una mezcla de capacidades de ataque”. Esta última se aplica específicamente a los bombardeos aéreos de Irán planificados por el Pentágono, incluye el uso de bombas nucleares en combinación de armas convencionales.

Como en el caso de la primera bomba atómica, que en boca del presidente Harry Truman “fue lanzada sobre Hiroshima, una base militar”, hoy se pregona que las “mini-bombas nucleares” son “seguras para la población civil adyacente”.

Conocida en el Washington oficial como la “Publicación Conjunta 3-12”, la nueva doctrina nuclear (Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas, (DJNO) (marzo de 2005) llama a realizar “ataques convencionales y nucleares integrados” bajo un Comando y Control unificado e “integrado” (C2).

Describe ampliamente la planificación de la guerra como un proceso administrativo de toma de decisiones, en el que los objetivos militares y estratégicos han de ser logrados mediante una mezcla de instrumentos, con poca preocupación por la pérdida de vidas humanas resultantes.

La planificación militar se concentra en “el uso más eficaz de la fuerza”, es decir en un despliegue óptimo de diferentes sistemas de armas para lograr objetivos militares declarados. En este contexto, las armas nucleares y convencionales son consideradas como “parte de la caja de herramientas”, de la cual los comandantes militares pueden elegir y escoger los instrumentos que requieran de acuerdo con el “desarrollo de las circunstancias” en el escenario de la guerra. (Ninguna de estas armas en la “caja de herramientas” del Pentágono, incluyendo las bombas convencionales revienta-búnkeres, las bombas racimo, las mini-bombas nucleares, las armas químicas y biológicas son descritas como “armas de destrucción masiva” cuando son utilizadas por Usamérica y sus socios en la coalición).

El objetivo declarado es:

“asegurar al uso más eficaz de la fuerzas y suministrar a los dirigentes de USA una gama más amplia de opciones de ataque [nuclear y convencional] para encarar eventualidades inmediatas. Por lo tanto, la integración de las fuerzas convencionales y nucleares es crucial para el éxito de toda estrategia global. Esta integración asegurará una selección óptima de objetivos, mínimos daños colaterales, y la reducción de la probabilidad de escalada” (Doctrina de Operaciones Nucleares Conjuntas, p. JP 3-12-13).

La nueva doctrina nuclear pone de cabeza conceptos y realidades. No sólo niega los devastadores impactos de las armas nucleares, declara, de modo que no deja lugar a dudas, que las armas nucleares son “seguras” y que su uso en el campo de batalla asegurará un “mínimo daño colateral y reducirá la probabilidad de escalada”. El tema de la precipitación nuclear es apenas reconocido respecto a las armas nucleares tácticas. Estos diversos principios rectores que describen a las bombas nucleares como “seguras para civiles” constituyen un consenso entre los militares, que es luego incluido en los manuales militares, suministrando criterios de “luz verde” relevantes para los comandantes en el escenario de la guerra.

Acciones “defensivas” y “ofensivas”

Aunque la Revisión de Postura Nuclear de 2001 crea el marco para el uso preventivo de armas nucleares en Medio Oriente, específicamente contra Irán, la Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas va un paso más lejos al desdibujar la distinción entre acciones militares “defensivas” y “ofensivas”:

« La nueva triada ofrece una mezcla de capacidades estratégicas ofensivas y defensivas que incluye capacidades de ataque nuclear y no-nuclear, defensas activas y pasivas, y una robusta infraestructura de investigación, desarrollo e industria, para desarrollar, construir, y mantener fuerzas ofensivas y sistemas defensivos… “(Ibíd.) (Conceptos clave indicados en cursiva agregadas).

La nueva doctrina nuclear, sin embargo, va más allá de actos preventivos de “autodefensa”, prevé “acción anticipada” con el uso de armas nucleares contra un “enemigo delincuente” que supuestamente planifica el desarrollo de armas de destrucción masiva en alguna fecha futura indefinida.

Una planificación responsable de la seguridad requiere la preparación para amenazas que son posibles, aunque tal vez sean actualmente improbables. Las lecciones de la historia militar siguen siendo claras: conflictos impredecibles, irracionales, ocurren. Las fuerzas militares deben prepararse para contrarrestar armas y capacidades que existen o existirán a breve plazo incluso si no existen escenarios de guerra probables e inmediatos. Para maximizar la disuasión del uso de armas de destrucción masiva, es esencial que las fuerzas de USA se preparen para utilizar efectivamente armas nucleares y las fuerzas de USA están determinadas a emplear armas nucleares si es necesario para prevenir [el uso] o tomar represalias contra el uso de armas de destrucción masiva (Ibíd., p. III-1).

Las armas nucleares servirían para prevenir un programa inexistente de ADM (por ejemplo Irán) antes de su desarrollo. Esta formulación retorcida va mucho más allá de las premisas de la Revista de la Postura Nuclear de 2001 y de NPSD 17, que especifican que USA tomará represalias con armas nucleares si es atacado con ADM:

« Usamérica dejará en claro que se reserva el derecho de responder con una fuerza abrumadora – incluyendo potencialmente armas nucleares– al uso de [armas de destrucción masiva] contra Usamérica, nuestras fuerzas en el extranjero, y nuestros amigos y aliados.”… (NSPD 17)

“Integración” de Planes de Armas Nucleares y Convencionales

La Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas detalla los procedimientos que rigen el uso de armas nucleares y la naturaleza de la relación entre operaciones bélicas nucleares y convencionales.

La DONC especifica que:

“el uso de armas nucleares dentro de un escenario [bélico] requiere que los planes nucleares y convencionales sean integrados en la mayor medida posible.”

(DJNO, p 47 cursivas agregadas, Para más detalles consulte “Nuclear War against Iran”, enero de 2006 de Michel Chossudovsky).

Las implicaciones de esta “integración” son trascendentales porque una vez que el Comandante en Jefe, es decir el presidente de Usamérica, toma la decisión de lanzar una operación militar convencional-nuclear conjunta, existe el riesgo de que se pudiera utilizar armas nucleares tácticas sin solicitar una aprobación presidencial subsiguiente. A este respecto, los procedimientos de ejecución bajo la jurisdicción de los comandantes del teatro de operaciones respecto a las armas nucleares son descritos como “flexibles que permiten cambios en la situación”:

“Los comandantes geográficos combatientes son responsables por la definición de los objetivos del teatro de combate y por el desarrollo de planes nucleares requeridos para apoyar esos objetivos incluyendo la selección de objetivos. Cuando se le encarga, CDRUSSTRATCOM, como comandante combatiente de apoyo, provee apoyo detallado de planificación para satisfacer los requerimientos de planificación del teatro. Toda la planificación de la opción nuclear en el teatro sigue procedimientos prescritos del Sistema de Ejecución y de Planificación de la Operación Conjunta para formular e implementar una reacción efectiva dentro del marco de tiempo permitido por la crisis…

Ya que las opciones no existen en el caso de cada escenario, los comandantes combatientes deben tener la capacidad de realizar la planificación de la acción en la crisis y la ejecución de esos planes. La planificación de la acción en la crisis provee la capacidad de desarrollar nuevas opciones, o de modificar las opciones existentes, cuando las opciones actuales de reacción limitada o mayor son inadecuadas.

… El comando, el control, y la coordinación deben ser suficientemente flexibles para permitir que el comandante combatiente geográfico ataque objetivos sensibles al tiempo tales como plataformas móviles de lanzamiento de misiles.” Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas

Operaciones Nucleares en el Teatro de Guerra (ONTG)

Aunque se requiere formalmente la aprobación presidencial para lanzar una guerra nuclear, los comandantes combatientes geográficos estarían a cargo de las Operaciones Nucleares en el Teatro de Guerra (ONTG), con un mandato de no sólo implementar sino de formular decisiones de comando relacionadas con armas nucleares. (Doctrina para Operaciones Nucleares Conjuntas.)

Ya no se trata de encarar “el riesgo”” asociado con “un lanzamiento nuclear accidental o involuntario”, tal como lo define el antiguo Secretario de Defensa Robert S. McNamara, sino de un proceso de toma de decisiones militares que otorga a los comandantes militares, desde el Comandante en Jefe hasta los comandantes geográficos, poderes discrecionales para utilizar armas nucleares tácticas.

Además, como esas armas nucleares tácticas “más pequeñas” han sido “reclasificadas” por el Pentágono como “seguras para la población civil adyacente”, “minimizando por lo tanto el riesgo de daño colateral”, no existen restricciones absolutas intrínsecas que prevengan su uso. (Vea “The Dangers of a Middle East Nuclear War”, Global Research, febrero de 2006).

Una vez que se ha adoptado la decisión de lanzar una operación militar (por ejemplo ataques aéreos contra Irán), los comandantes en el teatro de operaciones tienen un cierto grado de libertad. Lo que esto significa en la práctica es que una vez que se ha adoptado la decisión presidencial, USSTRATCOM, en relación con los comandantes en el teatro de operaciones, puede decidir sobre la selección de objetivos y el tipo de armamento que ha de ser utilizado. Las armas nucleares tácticas almacenadas son consideradas ahora como parte integral del arsenal en el campo de batalla. En otras palabras, las armas nucleares se han convertido en “parte de la caja de herramientas”, utilizadas en los escenarios convencionales de guerra.

Ataques aéreos planificados contra Irán

Un plan operativo para realizar ataques aéreos contra Irán ha estado en un “estado de disponibilidad” desde junio de 2005. El equipo militar esencial para conducir esta operación ha sido desplegado. (Para más detalles vea “Nuclear War against Iran”, Michel Chossudovsky, enero de 2006).

El vicepresidente Dick Cheney ha ordenado que USSTRATCOM prepare un “plan de contingencia”, que incluya “un ataque aéreo en gran escala contra Irán, empleando tanto armas convencionales como nucleares tácticas.” (Philip Giraldi: “Attack on Iran: Pre-emptive Nuclear War”, The American Conservative, 2 de agosto de 2005).

USSTRATCOM tendría la responsabilidad de supervisar y coordinar el despliegue militar así como el lanzamiento de la operación militar. (Para detalles vea: Michel Chossudovsky, “Nuclear War against Iran”, enero de 2006).

En enero de 2005, se realizó un cambio importante en el mandato de USSTRATCOM. Se identificó a USSTRATCOM como el “Comando Combatiente dirigente para la integración y la sincronización de esfuerzos en todo el Departamento de Defensa en el combate contra armas de destrucción masiva.” Para implementar este mandato, se creó una unidad de comandante totalmente nueva llamada Comando Conjunto de Componentes Funcionales para Ataques Espaciales y Globales, o JFCCSGS [por sus siglas en inglés].

Según Robert S. Norris y Hans M. Kristensen, en el Bulletin of Atomic Scientists:

“El Departamento de Defensa está poniendo al día sus planes de ataque nuclear para reflejar la nueva orientación presidencial y una transición en la planificación de la guerra del burocratizado Plan de Operación Único Integrado de la Guerra Fría a una familia de planes más pequeños y más flexibles de ataque hechos para derrotar a los adversarios de la actualidad. El nuevo plan estratégico central de guerra es conocido como OPLAN (Plan de Operaciones) 8044… Este plan revisado y detallado provee más opciones flexibles para reasegurar a los aliados, y disuadir y hacer desistir, y si es necesario, derrotar a los adversarios en una gama más amplias de contingencias…

Un miembro de la nueva familia es CONPLAN 8022, un plan conceptual para el uso rápido de capacidades bélicas nucleares, convencionales, o informativas para destruir – preventivamente si es necesario – “objetivos urgentes en el tiempo” en cualquier sitio en el mundo. El Secretario de Defensa Donald Rumsfeld emitió una Orden de Alerta a comienzos de 2004 que instruyó a los militares para que pusieran en efecto CONPLAN 8022. El resultado es que la política de prevención de la administración Bush ahora es operacional en cuanto a bombarderos de largo alcance, submarinos estratégicos en patrullas de disuasión, y presumiblemente misiles balísticos intercontinentales (ICBM). »

La implementación operacional de Ataque Global se encontraría bajo el PLAN DE CONCEPTO (CONPLAN) 8022, que ahora consiste de “un plan real que la Armada y la Fuerza Aérea convierten en un paquete de ataque para sus submarinos y bombarderos.” (Japanese Economic Newswire, 30 de diciembre de 2005, Para más detalles vea Michel Chossudovsky: “Nuclear War against Iran”, op. cit.).

CONPLAN 8022 es “el plan aglutinador general para una especie de escenarios estratégicos pre-planificados que involucran armas nucleares.”

‘Se concentra específicamente en estos nuevos tipos de amenazas – Irán, Corea del Norte – proliferadores y también potenciales terroristas,” dijo. “No hay nada que diga que no puedan utilizar CONPLAN 8022 en escenarios limitados contra objetivos rusos y chinos.” (Según Hans Kristensen, del Proyecto de Información Nuclear, citado en Japanese Economic News Wire, op. cit.)

Autorización de Despliegue de Armas Nucleares

La planificación de los bombardeos aéreos de Irán comenzó a mediados de 2004, de conformidad con CONPLAN 8022 de comienzos de 2004. En mayo de 2004, se emitió la Directiva Presidencial de Seguridad Nacional NSPD 35 intitulada Autorización de Despliegue de Armas Nucleares.

El contenido de este documento altamente confidencial sigue siendo un secreto de Estado cuidadosamente protegido. No ha habido mención de NSPD 35 en los medios, ni siquiera en los debates parlamentarios. Aunque su contenido continúa clasificado, se presume que NSPD 35 tiene que ver con el despliegue de armas nucleares tácticas en el teatro de operaciones militares en Medio Oriente en cumplimiento con CONPLAN 8022.

A este respecto, un reciente informe periodístico publicado en Yeni Safak (Turquía) sugiere que actualmente Usamérica:

“despliegue armas nucleares tácticas del tipo B61 en el sur de Iraq como parte de un plan para atacar a Irán desde esta área si y cuando Irán responda a un ataque israelí contra sus instalaciones nucleares”, (Ibrahim Karagul, “USA despliega armas nucleares en Iraq contra Irán”, (Yeni Safak,. 20 de diciembre de 2005, citado en BBC Monitoring Europe).

Este despliegue en Iraq parece corresponder a NSPD 35.

Lo que sugiere el informe de Yenbi Safak es que primero se utilizarían armas convencionales, y si Irán tomara represalias ante ataques aéreos usamericanos-israelíes, podrían lanzar armas tácticas termonucleares B61. Esta represalia utilizando armas nucleares tácticas sería consecuente con las directrices contenidas en la Revisión de Postura Nuclear 2001 y NSPD 17 (vea más arriba).

Israel acumula armas convencionales y nucleares

Israel forma parte de la alianza militar y existen planes para que juegue un papel importante en los ataques planificados contra Irán. (Para detalles vea Michel Chossudovsky: “Nuclear War against Iran”, enero de 2006).

Según confirman varios informes periodísticos, Israel ha recibido, desde septiembre de 2004, unas 500 bombas revienta-búnkeres BLU109 producidas en USA (WP, 6 de enero de 2006). El primer pedido de suministro de BLU 109 [Bomb Live Unit] data de septiembre de 2004. En abril de 2005, Washington confirmó que Israel recibiría 100 bombas más avanzadas revienta-búnkeres GBU-28 producidas por Lockheed Martin (Reuters, 26 de abril de 2005). La GBU-28 es descrita como “una munición convencional de 2.500 kilos, guiada por láser, que utiliza una ojiva penetradora de 2.200 kilos.” Fue utilizada en el escenario de guerra iraquí.

El Pentágono [declaró] que… la venta a Israel de 500 ojivas BLU-109 quería “contribuir significativamente a los objetivos estratégicos y tácticos de USA.”

Montadas sobre bombas guiadas por satélite, las BLU-109 pueden ser disparadas desde aviones jet F-15 o F-16, aviones hechos en USA que forman parte del arsenal de Israel. Este año Israel recibió de Washington, su principal aliado, el primero de una flota de 102 F-161 de largo alcance. “Es muy probable que Israel fabrique sus propios revienta-búnkeres, pero no son tan robustos como los BLU de 910 kilos,” declaró a Reuters Robert Hewson, editor de Jane’s Air-Launched Weapons (Reuters, 21 de septiembre de 2004).

El informe no confirma si Israel ha almacenado y desplegado la versión termonuclear de la bomba revienta-búnkeres. Tampoco indica si las bombas revienta-búnkeres de fabricación israelí están equipadas con ojivas nucleares. Vale la pena señalar que este almacenamiento de bombas revienta-búnkeres ocurrió unos pocos meses después de la publicación de NPSD 35¸ la Autorización de Despliegue de Armas Nucleares. (Mayo de 2004).

Israel posee entre 100 y 200 ojivas nucleares estratégicas. En 2003, Washington y Tel Aviv confirmaron que colaboraban en “el despliegue de misiles crucero Harpoon suministrados por USA armados con ojivas nucleares en la flota israelí de submarinos de la clase Dolphin.” (The Observer, 12 de octubre de 2003). Más recientemente, coincidiendo con los preparativos de ataques contra Irán, Israel ha recibido dos nuevos submarinos producidos en Alemania “que podrían lanzar misiles con armamento nuclear como un disuasivo de “segundo ataque.” (Newsweek, 13 de febrero de 2006. Vea también Base de Datos CDI).

La capacidad de Israel en cuanto a armas nucleares tácticas es desconocida.

La participación de Israel en los ataques aéreos también actuará como una bomba política en todo Medio Oriente. Contribuiría a la escalada hacia una zona de guerra que se extendería inicialmente a Líbano y Siria. Toda la región del este del Mediterráneo a Asia Central y la frontera occidental de Afganistán también se vería afectada.

El papel de Europa Occidental

Varios países europeos occidentales, considerados oficialmente como “estados no-nucleares, poseen armas nucleares tácticas, suministradas por Washington.

USA ha suministrado unas 180 bombas termonucleares a cinco países no-nucleares de la OTAN incluyendo a Bélgica, Alemania, Italia. Holanda y Turquía, y a un país nuclear, Gran Bretaña. Ignorado con toda tranquilidad por el Control Nuclear basado en Viena de la ONU, USA ha contribuido activamente a la proliferación de armas nucleares en Europa Occidental.

Como parte de este almacenamiento europeo, Turquía, que es socio de la coalición dirigida por USA contra Irán, junto con Israel, posee unas 90 bombas termonucleares revienta-búnkeres B61 en su base aérea nuclear Incirlik (National Resources Defense Council, Nuclear Weapons in Europe, febrero de 2005).

Consecuentemente con la política nuclear de USA, el almacenamiento y el despliegue de B61 en Europa Occidental apuntan a objetivos en Medio Oriente. Además, de acuerdo con “planes de ataque de la OTAN”, esas bombas revienta-búnkeres termonucleares B61 (almacenadas por los “Estados no-nucleares”) podrían ser lanzadas “contra objetivos en Rusia o países en Medio Oriente como Siria e Irán” (citado en National Resources Defense Council, Nuclear Weapons in Europe, febrero de 2005).

Además, con la confirmación de documentos (parcialmente) desclasificados (publicados bajo la Ley de Libertad de la Información de USA):

“se tomaron medidas a mediados de los años noventa para permitir el uso de fuerzas nucleares de USA en Europa fuera del área de responsabilidad del Comando Europeo de USA (EUCOM). Como resultado de esas medidas, EUCOM ahora apoya las misiones nucleares de CENTCOM en Medio Oriente, incluyendo, potencialmente, aquellas contra Irán y Siria.” (Citado en: http: //www.nukestrat.com/us/afn/nato.htm, cursiva agregada).

Con la excepción de USA, ninguna otra potencia nuclear “tiene armas nucleares destinadas para ser lanzadas por países no-nucleares.” (National Resources Defense Council, op cit).

Aunque estos “estados no-nucleares” acusan con toda tranquilidad a Teherán de desarrollar armas nucleares, sin evidencia documental, ellos mismos tienen la capacidad de arrojar ojivas nucleares, que apuntan a Irán. Decir que es un caso obvio de “dobles raseros”· de la AIEA y de la “comunidad internacional” es quedarse corto.

Alemania: Potencia Nuclear de Facto

Entre los cinco “estados no-nucleares” Alemania sigue siendo el país más fuertemente nuclearizado con tres bases nucleares (dos de las cuales son plenamente operacionales) y puede almacenar hasta 150 bombas [B61 revienta-búnkeres]. “De acuerdo con los “planes de ataque de la OTAN” (mencionados anteriormente) esas armas nucleares tácticas también apuntan a Medio Oriente.

Aunque Alemania no es oficialmente una potencia nuclear, produce ojivas nucleares para la Armada Francesa. Almacena ojivas nucleares y tiene la capacidad necesaria para lanzar armas nucleares. La Compañía Europea de Aeronáutica, Defensa y Espacio – EADS, un joint venture franco-alemán-español, controlado por Deutsche Aerospace y el poderoso Grupo Daimler es el segundo producto militar por su tamaño en Europa, que suministra el misil nuclear M51 de Francia.

Francia endosa la Doctrina Nuclear Preventiva.

En enero de 2006, el presidente de Francia, Jacques Chirac, anunció un importante cambio en la política nuclear francesa.

Sin mencionar a Irán, Chirac dio a entender que las bombas nucleares de Francia deberían ser utilizadas en la forma de “ataques más concentrados” contra países, que “consideran” el despliegue de armas de destrucción masiva (ADM).

También insinuó la posibilidad de que se podría utilizar armas nucleares en escenarios de guerra convencionales, en línea con la doctrina nuclear de tanto USA como la OTAN. (Vea “Chirac shifts French doctrine for use of nuclear weapons”, Nucleonics, semana del 26 de enero de 2006).

El presidente francés parece haber abrazado la “Guerra contra el Terrorismo” auspiciada por USA. Presentó las armas nucleares como un medio para construir un mundo más seguro y combatir el terrorismo.

“Las armas nucleares no fueron hechas para ser utilizadas contra “terroristas fanáticos”, pero “los líderes de Estados que utilizaron medios terroristas contra nosotros, así como los que consideran la utilización, de uno u otro modo, de armas de destrucción masiva, tienen que comprender que se exponen a una reacción firme, adecuada, de nuestra parte…” (Ibíd.).

Aunque Chirac no hizo referencia al uso preventivo de armas nucleares, su declaración reproduce las premisas de la Revista de la Postura Nuclear 2001 de la administración Bush, que llama a utilizar armas nucleares tácticas contra “estados delincuentes” y “organizaciones terroristas no-estatales”.

 Amañando un pretexto para un ataque nuclear preventivo

El pretexto para librar la guerra contra Irán se basa esencialmente en dos premisas fundamentales, que forman parte de la doctrina de Seguridad Nacional de la administración Bush.

  1. La presunta posesión por Irán de “Armas de Destrucción Masiva” (ADM), más específicamente su programa de enriquecimiento nuclear.

  2. El presunto apoyo por Irán a “terroristas islámicos”.

Son dos declaraciones interrelacionadas que forman parte integral de la campaña de propaganda y de desinformación mediática.

La declaración sobre las “Armas de Destrucción Masiva (ADM)” es usada para justificar la “guerra preventiva” contra el “los patrocinadores estatales del terror”, es decir países como Irán y Corea del Norte que presuntamente poseen ADM. Irán es identificado como un Estado patrocinador de así llamadas “organizaciones no-estatales terroristas”. Estas últimas también poseen ADM y constituyen potencialmente una amenaza nuclear. Las organizaciones terroristas no-estatales son presentadas como una “potencia nuclear”.

« Los enemigos en esta [larga] guerra no son fuerzas militares convencionales tradicionales, sino más bien redes terroristas dispersas, globales, que explotan el Islam para lograr objetivos políticos radicales. Estos enemigos tienen el objetivo declarado de adquirir y utilizar armas nucleares y biológicas para asesinar a cientos de miles de usamericanos y otros en todo el mundo.” (2006 Quadrennial Defense Review).

Al contrario, Alemania e Israel que producen y poseen ojivas nucleares no son considerados “potencias nucleares”.

En los últimos meses, el pretexto para la guerra, basado en este nexo terrorista ADM-islámico, ha sido destacado ad nauseam, a diario, en los medios occidentales.

En un testimonio ante el Comité de Presupuesto del Senado de USA, la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, acusó a Irán y Siria de desestabilizar el Medio Oriente y de apoyar a grupos islámicos militantes. Describió a Irán como “el banquero central para el terrorismo”, a pesar del hecho ampliamente documentado de que Al Qaeda fue apoyado y financiado, desde su inicio a comienzos de los años ochenta, precisamente por la CIA. (Vea Michel Chossudovsky: “Who is Osama bin Laden”, Global Research, 2001).

« No es sólo el programa nuclear de Irán sino también su apoyo al terrorismo en todo el mundo. Es, en efecto, el banquero central del terrorismo.” (Declaración al Comité de Presupuesto del Senado, 16 de febrero de 2006).

“Un segundo 11-S”: El “Plan de contingencia” de Cheney

Aunque la “amenaza” de las presuntas ADM de Irán está programaba para ser discutida en el Consejo de Seguridad de la ONU, se informa que el vicepresidente Dick Cheney ha instruido a USSTRATCOM para que elabore un plan de contingencia “a ser empleado como reacción a otro ataque del tipo del 11-S contra Usamérica”. Este “plan de contingencia” para atacar a Irán utiliza el pretexto de un “Segundo 11-S” que no ha ocurrido, para preparar para una importante operación militar contra Irán.

El plan de contingencia que se caracteriza por una concentración militar en anticipación de posibles ataques aéreos contra Irán, se encuentra en un “estado de preparación”.

Lo que es diabólico es que la justificación para iniciar la guerra contra Irán se basa en la participación de Irán en un ataque terrorista contra Usamérica, que no ha ocurrido.

El plan incluye un ataque aéreo en gran escala contra Irán empleando tanto armas convencionales como nucleares tácticas. Dentro de Irán hay más de 450 objetivos estratégicos de importancia, incluyendo numerosas instalaciones de un presunto programa de desarrollo de armas nucleares. Muchos de los objetivos han sido reforzados o se encuentran a profundidad bajo tierra y no podrían ser destruidos por armas convencionales, de ahí la opción nuclear. Como en el caso de Iraq, la reacción depende de que Irán esté realmente involucrado en el acto de terrorismo dirigido contra Usamérica. Se informa que varios altos oficiales de la Fuera Aérea involucrados en la planificación están horrorizados ante las implicaciones de lo que están haciendo – el que se esté preparando un ataque nuclear no-provocado contra Irán – pero ninguno está dispuesto a dañar su carrera al presentar objeciones. (Philip Giraldi, “Attack on Iran: Pre-emptive Nuclear War”, The American Conservative, 2 de agosto de 2005).

¿Debemos pensar que los planificadores militares de USA esperan un Segundo 11-S, para lanzar una operación militar dirigida contra Irán, que actualmente está “preparada”?

El “plan de contingencia” propuesto por Cheney no se concentra en prevenir un Segundo 11-S. El plan de Cheney se basa en la suposición de que Irán estaría tras un Segundo 11-S, y que bombardeos punitivos serían inmediatamente activados, antes de la realización de una investigación, igual que los ataques contra Afganistán en octubre de 2001, supuestamente en retribución por el papel del gobierno talibán en apoyo de los terroristas del 11-S. Vale la pena señalar que el bombardeo y la invasión de Afganistán habían sido planificados mucho antes del 11-S. Como subraya Michael Keefer en un incisivo artículo:

“A un nivel más profundo, implica que “ataques terroristas del tipo 11-S” son reconocidos en la oficina de Cheney y el Pentágono como un medio legítimo de legitimar guerras de agresión contra cualquier país seleccionado para ese tratamiento por el régimen y su sistema de amplificación propagandística corporativa… (Keefer, febrero de 2006).

Keefer concluye que “un ataque contra Irán, que presumiblemente incluiría el uso de cantidades importantes de bombas nucleares extremadamente “sucias” de penetración del suelo, podrían seguir a un ataque con bombas sucias que sería presentado por los medios como realizado por agentes iraníes” (Keefer, febrero de 2006)

La batalla por el petróleo

Las compañías petroleras anglo-usamericanas están indeleblemente tras el “plan de contingencia” de Cheney de ir a la guerra contra Irán. Esta última apunta al control territorial y corporativo sobre reservas de petróleo y gas así como sobre rutas para oleoductos.

Existe continuidad en los planes bélicos de USA en Medio Oriente, desde los demócratas a los republicanos. Las características esenciales del discurso neoconservador ya habían sido establecidas bajo la administración Clinton. La estrategia del teatro de guerra del Comando Central de USA (USCENTCOM) a mediados de los años noventa estaba orientada a asegurar el control sobre el petróleo de Medio Oriente desde un punto de vista económico y militar.

« Los amplios intereses y objetivos nacionales de seguridad expresados en la Estrategia Nacional de Seguridad del Presidente (NSS) y la Estrategia Nacional Militar del Presidente (NMS) forman el fundamento de la estrategia del teatro del Comando Central de Usamérica. La NSS dirige la implementación de una estrategia de contención dual de los estados delincuentes de Iraq e Irán mientras esos estados constituyan una amenaza para los intereses de USA, para otros estados en la región y sus propios ciudadanos. La contención dual tiene el objetivo de mantener el equilibrio del poder en la región sin depender ni de Iraq ni de Irán. La estrategia para el teatro de operaciones de USCENTCOM se basa en intereses y se concentra en amenazas. El propósito del compromiso de USA, tal como es propugnado en la NSS, es proteger el interés vital de Usamérica en la región, – un acceso seguro, ininterrumpido de USA y los Aliados al petróleo del Golfo. (USCENTCOM, http://www.milnet.com/milnet/pentagon/centcom/chap1/stratgic.htm#USPolicy).

Irán posee un 10% de las reservas globales de petróleo y gas. USA es la primera y principal potencia militar y nuclear en el Mundo, pero posee menos de un 3% de las reservas globales de petróleo y gas.

Por otra parte, los países habitados por musulmanes, incluyendo el Medio Oriente, África del Norte, Asia Central, África Occidental y Central, Malasia, Indonesia y Brunei, poseen aproximadamente un 80% de las reservas mundiales de petróleo y gas.

La “guerra contra el terrorismo” y la campaña de odio dirigida contra los musulmanes, que ha ganado ímpetu en los últimos meses, tiene una relación directa con la Batalla por el Petróleo de Medio Oriente”. ¿Cómo conquistar mejor esas vastas reservas de petróleo ubicadas en países habitados por musulmanes?: Creando un consenso político contra los países musulmanes, describiéndolos como “incivilizados”, denigrando su cultura y su religión, implementando un perfil étnico contrario a los musulmanes en los países occidentales, estimulando el odio y el racismo contra los habitantes de los países productores de petróleo.

Dicen que los valores del Islam están vinculados al “terrorismo islámico”. Los gobiernos occidentales acusan ahora a Irán de “exportar el terrorismo a Occidente”. En boca del primer ministro Tony Blair:

« Existe un virus de extremismo que proviene del cóctel de fanatismo religioso y represión política en Medio Oriente que es exportado actualmente al resto del mundo. “Sólo aseguraremos nuestro futuro si enfrentamos cada aspecto de ese problema. Nuestra seguridad futura depende de solucionar la estabilidad de esa región.” “Nunca se puede decir nunca en ninguna de esas situaciones.” (Citado en The Mirror, 7 de febrero de 2006).

Los musulmanes son satanizados e identificados a la ligera con “terroristas islámicos”, que también son descritos como si constituyeran una amenaza nuclear. Por su parte, dicen que los terroristas son apoyados por Irán, una República Islámica, que amenaza al “mundo civilizado” con mortíferas armas nucleares (que no posee). Al contrario, afirman que las “armas nucleares”, usamericanas y humanitarias, “serán exactas, seguras y fiables.”

El mundo se encuentra ante una encrucijada crítica

La amenaza para la seguridad global no es Irán sino Estados Unidos de Usamérica e Israel.

En eventos recientes, gobiernos europeos occidentales – incluyendo los así llamados “estados no-nucleares” que poseen armas nucleares – se han sumado al tren. En coro, Europa Occidental y los estados miembros de la alianza atlántica (OTAN) han endosado la iniciativa militar contra Irán dirigida por USA.

Los ataques aéreos planificados por el Pentágono contra Irán involucran “escenarios” que utilizan tanto armas nucleares como convencionales. Aunque esto no implica el uso de armas nucleares, hay que tomar en serio el peligro potencial de un holocausto nuclear en Medio Oriente. Debe convertirse en un punto focal del movimiento contra la guerra, particularmente en Usamérica, Europa, Israel y Turquía.

También hay que comprender que China y Rusia son (extraoficialmente) aliados de Irán, que le suministran equipos militares avanzados y un sistema sofisticado de defensa con misiles. Es poco probable que China y Rusia adopten una posición pasiva si y cuando se realizan los bombardeos aéreos.

La nueva doctrina nuclear preventiva requiere la “integración” de las operaciones “defensivas” y “ofensivas”. Además, se ha desdibujado la importante distinción entre armas convencionales y nucleares.

Desde un punto de vista militar, USA y sus socios de la coalición, incluyendo a Israel y Turquía, están “preparados.”

A través de la desinformación en los medios, se trata de galvanizar la opinión pública occidental en apoyo a una guerra dirigida por USA contra Irán como represalia por el desafío iraní a la comunidad internacional.

La propaganda de guerra consiste en la “fabricación de un enemigo” mientras se difunde la ilusión de que el Mundo Occidental está bajo ataque por parte de terroristas islámicos, apoyados directamente por el gobierno de Teherán.

“Hacer más seguro el mundo”, “impedir la proliferación de artefactos nucleares sucios por parte de terroristas”, “implementar acciones punitivas contra Irán para asegurar la paz”. “Combatir la proliferación nuclear por parte de estados delincuentes”…

Se ha desplegado una atmósfera generalizada de racismo y xenofobia dirigida contra los musulmanes apoyada por los medios occidentales, particularmente en Europa Occidental, que asegura una falsa legitimidad a la agenda bélica de USA. Esta última es presentada como una “Guerra Justa”. La teoría de la “Guerra Justa” sirve para camuflar la naturaleza de los planes bélicos de USA, otorgando una imagen humana a los invasores.

¿Qué se puede hacer?

El movimiento contra la guerra está dividido en muchos sentidos y desinformado sobre la naturaleza de la agenda militar de USA, Varias organizaciones no-gubernamentales han culpado a Irán, por no cumplir con las “exigencias razonables” de la “comunidad internacional”. Las mismas organizaciones, que están comprometidas con la Paz del Mundo, tienden a menospreciar las implicaciones del propuesto bombardeo de Irán por USA.

Para invertir la tendencia se requiere una masiva campaña de creación de conexiones y de contactos para informar a la gente en todas partes, nacional e internacionalmente, en los vecindarios, los lugares de trabajo, las iglesias, escuelas, universidades, municipalidades, sobre los peligros de una guerra patrocinada por USA, que incluye el uso de armas nucleares. El mensaje debe ser claro: Irán no es la amenaza. Incluso sin el uso de bombas nucleares, los bombardeos aéreos propuestos podrían conducir a una escalada, llevando en última instancia a una guerra ampliada en Medio Oriente.

También debe haber debates y discusión dentro de las Fuerzas Armadas y de la comunidad de los servicios de inteligencia, particularmente sobre el uso de armas nucleares tácticas, en los corredores del Congreso de USA, en las municipalidades y a todos los niveles del gobierno. En última instancia, hay que cuestionar a los actores políticos y militares en los puestos máximos.

Los medios corporativos conllevan igualmente una pesada responsabilidad en el encubrimiento de los crímenes de guerra patrocinados por USA. También deben ser enérgicamente cuestionados por su cobertura distorsionada de la guerra en Medio Oriente.

Durante el último año, Washington ha estado conduciendo un ejercicio de “presión diplomática” para reclutar países en apoyo a su agenda bélica. Es esencial que los países en Medio Oriente, Asia, África y Latinoamérica adopten una posición firme contra la agenda militar de USA.

Condoleezza Rice ha merodeado por Medio Oriente, “expresando preocupación por el programa nuclear de Irán”, buscan el endoso inequívoco de los gobiernos de la región contra Teherán. Mientras tanto, la administración Bush ha alocado fondos en apoyo a los grupos iraníes disidentes dentro de Irán.

Es necesario romper la conspiración del silencio, denunciar las mentiras y distorsiones de los medios, enfrentar la naturaleza criminal de la Administración de USA y de aquellos gobiernos que la apoyan, su agenda bélica así como su así llamada “Agenda de Seguridad Interior” que ya ha definido los contornos de un Estado policial.

El Mundo se encuentra ante una encrucijada en la crisis más seria de la historia moderna. USA se ha embarcado en una aventura militar, una “guerra prolongada”, que amenaza el futuro de la humanidad.

Es esencial que se coloque el proyecto bélico de USA en la primera línea del debate político, particularmente en Norteamérica y Europa Occidental. Los dirigentes políticos y militares que se oponen a la guerra deben adoptar una posición firme, desde dentro de sus instituciones respectivas. Los ciudadanos deben adoptar una posición individual y colectiva contra la guerra.

Michel Chossudovsky es autor del bestseller internacional « The Globalization of Poverty » [La globalización de la pobreza], publicado en once idiomas. Es profesor de economía en la Universidad de Ottawa y director del Center for Research on Globalization, en www.globalresearch.ca. También es colaborador de la Enciclopedia Británica. Su libro más reciente es “America’s’ War on Terrorism’”, Global Research, 2005.

Traducido por Germàn Leyens.



Articles Par : Prof Michel Chossudovsky

A propos :

Michel Chossudovsky is an award-winning author, Professor of Economics (emeritus) at the University of Ottawa, Founder and Director of the Centre for Research on Globalization (CRG), Montreal, Editor of Global Research.  He has taught as visiting professor in Western Europe, Southeast Asia, the Pacific and Latin America. He has served as economic adviser to governments of developing countries and has acted as a consultant for several international organizations. He is the author of eleven books including The Globalization of Poverty and The New World Order (2003), America’s “War on Terrorism” (2005), The Global Economic Crisis, The Great Depression of the Twenty-first Century (2009) (Editor), Towards a World War III Scenario: The Dangers of Nuclear War (2011), The Globalization of War, America's Long War against Humanity (2015). He is a contributor to the Encyclopaedia Britannica.  His writings have been published in more than twenty languages. In 2014, he was awarded the Gold Medal for Merit of the Republic of Serbia for his writings on NATO's war of aggression against Yugoslavia. He can be reached at [email protected]

Avis de non-responsabilité : Les opinions exprimées dans cet article n'engagent que le ou les auteurs. Le Centre de recherche sur la mondialisation se dégage de toute responsabilité concernant le contenu de cet article et ne sera pas tenu responsable pour des erreurs ou informations incorrectes ou inexactes.

Le Centre de recherche sur la mondialisation (CRM) accorde la permission de reproduire la version intégrale ou des extraits d'articles du site Mondialisation.ca sur des sites de médias alternatifs. La source de l'article, l'adresse url ainsi qu'un hyperlien vers l'article original du CRM doivent être indiqués. Une note de droit d'auteur (copyright) doit également être indiquée.

Pour publier des articles de Mondialisation.ca en format papier ou autre, y compris les sites Internet commerciaux, contactez: [email protected]

Mondialisation.ca contient du matériel protégé par le droit d'auteur, dont le détenteur n'a pas toujours autorisé l’utilisation. Nous mettons ce matériel à la disposition de nos lecteurs en vertu du principe "d'utilisation équitable", dans le but d'améliorer la compréhension des enjeux politiques, économiques et sociaux. Tout le matériel mis en ligne sur ce site est à but non lucratif. Il est mis à la disposition de tous ceux qui s'y intéressent dans le but de faire de la recherche ainsi qu'à des fins éducatives. Si vous désirez utiliser du matériel protégé par le droit d'auteur pour des raisons autres que "l'utilisation équitable", vous devez demander la permission au détenteur du droit d'auteur.

Contact média: [email protected]